Centro Arte Alameda exhibirá gratuitamente tres películas nacionales

Se cumple un aniversario más del lamentable incendio que obligó a cerrar sus puertas en la clásica ubicación de la Alameda. La conmemoración en CEINA es hoy, a partir de las 17:00 horas.

Por CAMILA BARACAT / Foto: ARCHIVO

Cuando una vez le preguntaron al poeta y cineasta francés Jean Cocteau qué salvaría del Louvre si se prendiera fuego, respondió: el fuego. Quizá el Centro Arte Alameda se hace eco de esta inolvidable anécdota para conmemorar –no sin pena, tampoco sin tesón– el tercer año desde que su mítica sede fuera incendiada en circunstancias que, vox populi, todos conocemos, pero que la ley se encarga de entorpecer para evitar la justicia.

En su nueva ubicación, en el CEINA (Centro de Extensión del Instituto Nacional), Arturo Prat 33, Metro Universidad de Chile, bajo el sugerente título “El fuego no tiene sombra: a tres años del incendio de Centro Arte Alameda”, dicho espacio exhibirá tres producciones de cineastas nacionales: “Tarde para morir joven” (2018), de Dominga Sotomayor; “El cielo está rojo” (2020), de Francina Carbonell, cuya función incluye un conversatorio, y “Mis hermanos sueñan despiertos” (2021), de Claudia Huaiquimilla. Las tres películas serán exhibidas de forma gratuita.

Han transcurrido dos años de investigación por parte de Fiscalía, se han presentado pruebas, testimonios de parte de la ciudadanía, registro audiovisual e incluso un informe de la Dictuc (Dirección de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de la Pontificia Universidad Católica), cuyo resultado arrojó que una bomba lacrimógena califica como un objeto incendiario. No obstante todo lo anterior, el Poder Judicial optó por desestimar el caso.

Para quienes transitan por la vereda norte de la Alameda poco antes de llegar a calle Namur, al lado de donde estaba el mítico bar El Cuervo, no deja de ser una postal de la insurgencia y la represión: el ex edificio del Centro Arte Alameda sigue inhabitable, reducido a escombros y sin perspectiva futura en lo inmediato.

Es menester felicitar el ímpetu del Centro Arte Alameda que supo reinventarse y seguir adelante con lo primordial: ver películas, encontrarse en torno al séptimo arte. Vale recordar las palabras del poeta argentino Roberto Juarroz, fallecido en 1995: “Celebrar lo que muere, ¿acaso hay otra manera de celebrar lo que vive?”.

Revisa el VIDEO DEL INCENDIO