Centro Cultural La Moneda presenta “Naturaleza y geografía de Chile a través del diseño”

La exposición, con curaduría del connotado investigador Hernán Garfias, reúne más de 60 obras de artistas y estudios destacados del diseño chileno, que se inspiraron en paisajes y texturas locales como el cobre, las piedras volcánicas, las fibras vegetales y las maderas nativas, para dar vida a sus creaciones.

Por EL ÁGORA / Foto: GENTILEZA

Más de 60 obras de 21 creadores y estudios chilenos destacados conforman la exposición “Naturaleza y geografía de Chile a través del diseño”, que se inaugura este jueves 18, a las 19:00 horas, en el Centro Cultural La Moneda (CCLM). Se trata de piezas realizadas desde el año 2000 hasta la fecha, mediante diferentes técnicas vinculadas con el afiche, el branding, la ilustración, los muebles, los objetos, la tipografía y el trabajo editorial.

La muestra propone un viaje por los colores y las texturas locales, que surgió de la convocatoria del connotado curador Hernán Garfias, quien se inspiró en el título del libro “Chile o una loca geografía”, de Benjamín Subercaseaux. Un Chile que se descuelga entre “la inmensidad del océano Pacífico y la cordillera de los Andes y que, en conjunto, articula perspectivas culturales ricas en diversidad”.

Esta exposición es un recorrido por la riqueza de nuestros paisajes y los materiales existentes de norte a sur: cobre, piedra combarbalita, maderas como la lenga, el coihue y el espino, fibras vegetales como el mimbre, elementos reciclados y cerámica”, enumera Garfias.

“Está trazada con ojos similares a los del viajero europeo que viene a Chile y se interna en el desierto o se instala a mirar las estrellas en el Valle de Elqui, en plan carpa o de lujo, o se lanza a la aventura de descubrir la Patagonia. Hay algo loco en la geografía chilena, que posee todos los climas posibles y hace que los ríos se desborden, que venga un terremoto y tire todo abajo. No sólo los turistas se sienten atraídos por esta naturaleza, nuestros diseñadores se inspiran e idean creaciones y productos que salen de ella”, agrega.

“Naturaleza y geografía de Chile a través del diseño” se expone en la Galería del Diseño, único espacio público de exhibición especializado en esta disciplina en el país. Como parte de la selección, Rodrigo Bravo, de bravo! Estudio, presenta una silla de líneas simples en lenga de la Patagonia y, con el corazón puesto en el norte chileno, aporta elementos de combarbalita de “belleza única”.

The Andes House, en tanto, con su marca Made in Mimbre, ofrece componentes de iluminación hechos con fibra vegetal por artesanos del valle central. Pozo Marcic Ensamble plantea un contraste fotográfico entre Atacama y la Patagonia. Y DEO Estudio refleja los valles vitivinícolas con sus etiquetas de letras expresivas.

El cobre sobresale con piezas de tipo modular de Q Studio, al igual que con Si Studio, que representa la topografía de los minerales a tajo abierto del desierto de Atacama, mediante un original candelabro. Esta última firma, en colaboración con Álvaro Catalán de Ocón y la gente del conocido proyecto PET Lamp, junto con las artesanas de Chimbarongo, dan vida, asimismo, a tejidos con mimbre de botellas recicladas.

A los diseños mencionados se suma la Silla M100 del arquitecto Matías Ruiz, que es una relectura de la famosa butaca Wassily que Marcel Breuer creó –de forma tubular– en 1925. El título M100 se refiere a las dimensiones de la estructura –un metro cuadrado- y la amplitud de cuerda para escalar –100 metros – “como respuesta al acto de sentarse a contemplar”.

Otros Pérez –presente en paralelo con un proyecto para la identidad de Frutillar influenciado por el oleaje del lago Llanquihue– y JVD muestran diseños novedosos de envases para piscos premium del Valle de Elqui. Sofía Hott honra el tejido indígena, desde la simplicidad, mientras que Catalina Varas hace lo propio con un perchero y una repisa de coihue, que se exhiben junto con dos piezas de madera de lenga de Stefano Dodera para Mobila.

La diseñadora textil Luz Méndez toma una ilustración de Loro Coirón para confeccionar una alfombra para viñedos de la zona central, al igual que piezas con motivos inspirados en paisajes marinos, mientras que Patricio Vallejos, de Estudio Cinco, difunde la ruta gastronómica en la revista UCMaule.

También se aprecian envases de productos alimenticios y objetos artesanales de la Araucanía del Estudio Dioslascria, diseños textiles con técnicas ancestrales de Agostina Branchi, y muebles con maderas nativas y recicladas de Vicente Stephens. Se exhiben igualmente los trabajos en cerámica gres de Magdalena Gili motivados por los lagos y lagunas del sur, y las lámparas colgantes basadas en una vasija mapuche y otra con láminas de cobre de María Jesús Seguel, de Maia Design.

Por último, el diseño editorial incluye: un folleto, un libro y un brochure de DEO Studio inspirados en la naturaleza y la geografía de Chile y cinco propuestas de Pozo Marcic Ensamble, entre ellas, la serie Travesías para Explora Uyuni, Salta y El Chaltén, sitios ubicados a los pies de la cordillera de los Andes. Del mismo modo se despliega el libro de cocina chilena Flora & Fauna. Emocionario, de Otros Pérez, y el catálogo de productos de diseño del Estudio gt2P Studio.