Cero Aporte: Gino Clara, el mejor de los peores

Hace poco más de seis años, era presentado este prometedor delantero argentino, que en Colo Colo sumó menos de 120 minutos en los cuatro partidos que alcanzó a disputar, en esa frustrante temporada de los albos.

Claramente, el título es tendencioso. Sin embargo, a Gino Clara le cabe el rótulo de ser el fiasco más grande en la política de contrataciones de Blanco y Negro, por sobre nombres como Javier Cámpora, Darío Cajaravilla, Germán Real o Adrián “Carucha” Fernández, que al menos pudieron celebrar goles con la camiseta alba.

El delantero argentino fue presentado para el segundo semestre de 2010, mientras Colo Colo estaba en una expectante posición de avanzada, que lo hacía asomar como candidato al título de un torneo que, por los azares del trágico terremoto del 27 de febrero de ese año, obligó a calendarizarlo “a la antigua”, en 34 fechas.

Apareció junto a Cristian Canío, que tampoco fue la solución ofensiva para el equipo dirigido por Diego Cagna, y un 19 de agosto fue anunciado por Guillermo Mackenna, hombre fuerte de B&N por esos años. La presentación, fiel al manual del ignoto jugador trasandino, fue llena de lugares comunes y promesas que no se cumplirían: “Me hace mucha ilusión llegar a un club grande como Colo Colo, ojalá se arregle todo. Soy un jugador joven que puede jugar por la banda derecha, soy rápido y me gusta encarar. Estoy muy contento por la opción y acepté apenas se dio”.

Lo cierto es que la leyenda reza que el cuadro albo arrebató a Clara a último momento a Racing de Argentina, quedándose con los servicios del jugador de 22 años.

Lo del ariete en Colo Colo fue penoso y se tradujo en 115 minutos con la camiseta popular en cancha. Su primera aparición se registró el miércoles 29 de septiembre de 2010 en Sausalito, donde derrotaron a Everton por 2-0. Esa jornada ingresó a los 72 minutos en reemplazo de Javier Cámpora.

Tras una fecha en la banca, su reaparición se vio en la fecha 26 ante San Luis en Macul: luego de un difícil inicio, en que los quillotanos se pusieron en ventaja a los 67 minutos, (y nuevamente por Cámpora) Clara se hizo a la cancha. Su presencia se tradujo en una asistencia, lo más cerca que estuvo del gol, a Esteban Paredes en el minuto 81 y que sentenció el 3-1 definitivo.

Otra vez fuera de las opciones de Cagna, Clara reapareció inesperadamente como titular en la fecha 30, en el clásico ante la U. En aquel 2-2 (el recordado “clásico del banderín”) solo disputó 63 minutos siendo reemplazado.

Finalmente, la historia del jugador argentino se cerró el 13 de noviembre de 2010 cuando Colo Colo comenzó a entregar el título a la UC, al caer por la cuenta mínima en el Monumental ante Santiago Morning (0-1). En la ocasión, jugó sus últimos minutos en el equipo que ese año finalizó como subcampeón.

Tras su paso por Chile, la carrera de Gino Clara buscó despegar de una vez por todas y entre 2011 y 2013 recorrió con igual “éxito” las canchas argentinas: Independiente, Los Andes y Villa San Carlos supieron de su paso, donde siguió con su intrascendencia, jugando incluso gratis en alguno de esos pasos.

El destino lo llevó a Europa en 2015, claro que la Agropoli, de la quinta división italiana. Actualmente Clara, ya con 28 años, juega en el Justo José de Urquiza, de la Primera C Argentina (cuarta división), donde debe presumir de haber jugado en el club más popular de Chile, con una que otra jugada de aquel recordado clásico del 7 de noviembre de 2010.