Chile evita sanciones de la Agencia Mundial Antidopaje

Parlamento aprobó modificaciones a la Ley del Deporte en artículos sobre el doping.

Por PEDRO LIRA BIANCHI / Foto (referencial): ARCHIVO

Luego de las serias advertencias y posibles sanciones a Chile dadas a conocer a inicios de 2023 por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) para que la Ley del Deporte de 2001 fuese homologada al Código Mundial Antidopaje, en su versión de enero del 2021, al asumir Jaime Pizarro el 10 de marzo como ministro del Deporte, fue informado de la urgencia del tema.

De inmediato el secretario de Estado tomó la materia como de alta prioridad y pidió a sus asesores legales Hugo Castelli y Hernán Domínguez, expertos en el tema, que agilizaran las gestiones nacionales e internacionales sobre este tópico.

Chile tenía un plazo perentorio para ponerse en norma. La primera fecha era el 9 de junio, que no se pudo cumplir; sin embargo, como La Moneda y el ministro Pizarro estaban mostrando voluntad para cambiar la Ley, AMA extendió la fecha hasta mediados de septiembre.

En este mismo contexto y como si fuese un milagro, la crispación política en el Parlamento se calmó ante un tema deportivo. Increíble y cierto; para tenerlo en cuenta. Todo el espectro político nacional estuvo de acuerdo en que Chile debe ceñirse a los lineamientos normativos que la Agencia Mundial Antiodopaje tiene para los 191 países signatarios que han firmado ese acuerdo internacional. Chile lo hizo en 2011, en el gobierno de Sebastián Piñera.

A diferencia de la mayoría de los proyectos de ley que van al Congreso, el proyecto de modificar la Ley del Deporte ingresó por el Senado. Seguramente se decidió ese camino porque en la Cámara Alta es menos complicado llegar a acuerdos. El jueves 24 pasado, la Sala del Senado aprobó 30 a 0 la modificación de la Ley del Deporte luego que la Comisión de Cultura, Patrimonio y Deporte del Senado recomendara los cambios a la norma.

UNANIMIDAD CONTUNDENTE

Lo mismo ocurrió esta semana. El martes 29, la Comisión de Deportes de la Cámara de Diputados, con 5 votos a favor y dos abstenciones, estuvieron de acuerdo en recomendar a todos sus pares cambiar la Ley. Las abstenciones se debieron a que dos diputados indicaron que no iban a ser obstáculo en aprobar las modificaciones, pero les habría gustado tener más tiempo para estudiar y discutir el proyecto.

La presidenta de la Comisión, Erika Olivera, quien votó a favor, dejó consignado que le habría gustado que la Comisión Nacional de Control de Dopaje (CNCD) tomase otro formato y no fuese una corporación de derecho privado, por la casi nula fiscalización que el Estado puede realizar a estas entidades.

Así los hechos, este miércoles 30 le correspondió a la Sala de la Cámara dar a conocer su parecer. El resultado fue claro, hasta contundente: 128 votos a favor y ninguno en contra.

La votación conseguida provoca tranquilidad a las autoridades del deporte. Primero, porque Chile no será sancionado internacionalmente y, segundo, porque nuestro país estará en norma respecto a las exigencias para cumplir con el Código Mundial Antidopaje. Para AMA, la puesta al día de la Ley comenzará cuando las modificaciones aparezcan publicadas en el Diario Oficial.

 

CHILE Y SUS SÍMBOLOS

A propósito de Jaime Pizarro, la máxima autoridad del deporte chileno, una acotación. De los cerca de 20 diputados que pidieron la palabra en la Cámara de Diputados, entre los cuales estaban representados una amplia gama de partidos, sino todos, cada uno/una de los expositores saludaron amablemente al ministro y le agradecieron la gestión que estaba encabezando en el Mindep. Esta reacción puede explicar, en parte, el que el ex seleccionado chileno de fútbol sea el ministro mejor evaluado en los últimos meses, llegando en la mayoría de estos a acercarse al 60 por ciento de reconocimiento a su persona.

Las consecuencias inmediatas para el deporte nacional, especialmente para el alto rendimiento, respecto a la aprobación de las modificaciones a la Ley del Deporte, no son menores: los cerca de 850 deportistas de Chile que representarán al país en los XIX Juegos Panamericanos y en los VII Juegos Parapanamericanos podrán tomar parte en eventos internacionales, podrán usar el uniforme nacional, portar la bandera tricolor, como también se podrá entonar el himno patrio cuando sea pertinente. Esas eran algunas de las sanciones que podría haber recibido el país en caso que las votaciones del Parlamento hubiesen sido contrarias al cambio.

Recordemos que Chile fue auditado por AMA en enero de 2023 para saber el grado de cumplimiento de nuestro país respecto al Código Mundial Antidopaje.

El trabajo de los cuatro auditores extranjeros que estuvieron en Santiago fue exhaustivo y no auspicioso para el país. Chile no cumplía a inicios de año -indicó el informe de la auditoría- con 43 “hallazgos” o materias a resolver, de diferentes niveles de complejidad. Sin duda alguna, la materia más difícil era encarar y aprobar por el Parlamento la modificación de cinco artículos de la Ley del Deporte número 19.712 del 2001, que conciernen al dopaje en el deporte.

EQUIPO INTERMINISTERIAL

En términos generales, el Mindep ha trabajado desde mediados de marzo en conjunto con los ministerios Secretaría General de la Presidencia y Justicia para presentar a AMA una propuesta acorde a las exigencias de ésta para que Chile esté actuando correctamente bajo la normativa del Código Mundial Antidopaje.

En términos más específicos, el trabajo mancomunado de los tres ministerios chilenos se refiere a los cambios a realizar en la Ley del Deporte 19.712. Ésta, en su capítulo V, denominado ‘De la Comisión Nacional de Control de Dopaje’, contiene en los artículos 70 inciso a), 71 inciso b), 71 inciso c) y Artículo 72, incisos 1 y 2, normativas que se contraponen absolutamente al Código Mundial Antidopaje aprobado en enero de 2021 por AMA y sus 191 países miembros, entre ellos Chile.

Tomemos en consideración que previo a las votaciones en el Senado y la Cámara de Diputados, los renovados artículos indicados anteriormente, fueron trabajados y visados a nivel nacional e internacional. En cuanto a lo local, tomaron parte los ministerios Secretaría General de la Presidencia, Justicia, Hacienda y el Poder Judicial, éste último en cuanto qué tipo de tribunales ven, analizan y deciden las sanciones a deportistas que consumen sustancias prohibidas.

Desde la visión internacional, la entidad revisora de los cambios ha sido AMA, específicamente la Unidad de Cumplimiento del organismo internacional deportivo. Por esa razón estuvo en mayo último en Santiago el abogado italiano Emiliano Simonelli, director adjunto de la Unidad de Cumplimiento del organismo internacional deportivo, acompañado por la uruguaya María José Pesce, representante de AMA para América. Es más, el día que se reunió la Comisión de Deporte del Senado, hubo contacto en directo con esta Unidad de Cumplimiento desde Montevideo, donde está la sede para América Latina y el Caribe de AMA.

¿CUÁLES SERÁN LAS MODIFICACIONES A LA LEY?

Primero, el Artículo 70, inciso a), de la Ley del Deporte indica: “Para los efectos de lo dispuesto en el artículo 69 precedente existirá, bajo la dependencia del Ministerio del Deporte, la Comisión Nacional de Control de Dopaje”, con las siglas CNCD.

Ante este artículo, el Código Mundial Antidopaje es claro en su artículo 20.5.1: las “Comisiones Nacionales Antidopaje tienen que ser independientes en sus actividades y decisiones operativas, de los gobiernos, comité olímpico nacional, comité paralímpico nacional o la dependencia gubernamental con responsabilidad en materia deportiva o antidopaje”.

La propuesta de cambio de Ley aprobada indica que la CNCD será “independiente” del Estado y de todo otro organismo, aunque pueda recibir recursos del fisco. En concreto, la CNCD será una corporación de derecho privado, sin la participación del Estado entre sus componentes.

Segundo, el artículo 71 b) de la Ley del Deporte dice que la lista de medicamentos, sustancias y métodos prohibidos para los entrenamientos y competencias deportivas, es una responsabilidad de la autoridad chilena.

Al respecto, el Código AMA afirma todo lo contrario. Éste indica que una vez al año, es AMA la entidad que “publicará la lista de prohibiciones en forma de estándar internacional”. Para asimilarse a esta exigencia, la propuesta oficial de Chile es que AMA es la única instancia en el mundo que puede confeccionar la lista de los elementos y acciones prohibidas.

Tercero, el artículo 71 c) de la actual normativa chilena, sostiene que los test de control de dopaje se realizarán en las competencias deportivas hechas en el país, tanto nacionales como internacionales, que cuenten con el patrocinio o apoyo financiero del Instituto” (Nacional de Deportes).

En contraste a la Ley del Deporte de Chile, el Código AMA afirma en su artículo 5.2.1 que toda competencia efectuada en un país será susceptible de ser controlada por el órgano reconocido para esa finalidad, el que, además, puede efectuar testeos fuera de competencia, incluyendo el lugar de habitación del deportista, sea nacional o extranjero. Por tanto, la propuesta de modificación de la Ley del Deporte se regirá a partir de la aprobación del Parlamento por los lineamientos de AMA.

Cuarto, el artículo 72, inciso 1 de la Ley 19.712, indica que los deportistas afiliados a federaciones deportivas nacionales que reciban aportes directos o indirectos del IND estarán obligados a someterse a pruebas de control de dopaje.

Sobre ese tema, AMA precisa que “todos los deportistas nacionales o extranjeros que se hallen en Chile, en competencia o fuera de ella, están obligados a someterse a los controles antidopaje”. Por lo tanto, lo que indica la actual legislación también será asimilado a lo que demanda AMA.

Quinto: la ley nacional dice también en su artículo 72, inciso 2, que para que un laboratorio realice los análisis de muestras de control de dopaje, será la CNCD la que debe reconocer dicho laboratorio.

Sobre el reconocimiento de laboratorios, AMA precisa en su norma que sólo ella puede aprobar a las entidades que hacen análisis de muestras antidopaje.

Entonces, los dos incisos del artículo 72 de la Ley del Deporte se regirán a la normativa mundial a partir de las modificaciones que se hagan a la Ley 19.712.

En definitiva, debido a que el Congreso Nacional aprobó por unanimidad la modificación a la Ley del Deporte, tendremos asegurados los Juegos de Santiago 2023 con todos los símbolos representativos de Chile en las dos ceremonias de inauguración, las dos ceremonias de clausura, las premiaciones cuando haya atletas de Chile y el uso de los uniformes deportivos oficiales del país.

Un alivio. Una carga menos para unos Juegos que llevan en sus hombros mucha adrenalina.