Chile lidera el ranking de prevalencia del mal de Parkinson

Según estudios, esta enfermedad afecta alrededor del 1,6 por ciento de la población mundial de más de 65 años, siendo el segundo trastorno neurodegenerativo más común después del alzheimer.

Por EL ÁGORA / Foto: ARCHIVO

Un dato no menor en relación al mal de Parkinson es que Chile lidera el ranking latinoamericano de prevalencia de la enfermedad.

Daniela Peña y Lillo, terapeuta ocupacional de las residencias de adultos mayores Senior Suites, explica que el parkinson es un trastorno degenerativo crónico y progresivo que afecta al sistema nervioso y principalmente al movimiento, se presenta de múltiples formas y con causa de base aún desconocida.

“El parkinson produce una pérdida gradual de las habilidades motoras, cognitivas y comunicativas que pueden variar mucho de una persona a otra”, señala.

“Estas limitaciones se ven reflejadas en las actividades de la vida diaria, teniendo un impacto psicosocial, ya que no sólo afecta al individuo que la padece, sino también a aquellos que lo rodean”, indica Peña y Lillo.

La especialista indica que entre sus síntomas más comunes incluyen “lentitud de movimientos, temblor en reposo y rigidez”.

Sin embargo, indica que “también existen síntomas no motores tales como apatía, depresión, alteraciones del sueño, entre otras”.

Si bien el parkinson es una enfermedad que no tiene cura, “el tratamiento es netamente sintomático, existen terapias no farmacológicas que apuntan a mejorar la calidad de vida de las personas.

ALGUNAS RECOMENDACIONES

Debido al impacto físico, emocional y social de la enfermedad, las adaptaciones del ambiente y las actividades cobran un valor importantísimo para la autonomía e independencia en las personas.

Ante esto, la especialista entrega ciertos consejos prácticos para la vida diaria:

– Al despertar y al acostarse realizar estiramientos y luego movimientos suaves al borde de la cama.

– Mantener actividad física regular.

– Visualizar los actos que se quieren realizar, de esta forma al efectuar el acto motor éste será más fluido.

– Considerar horarios donde se tenga más energía, para ser estratégico y planificar actividades importantes en estos períodos.

– Idealmente utilizar cepillo de diente eléctrico.

– Utilizar prendas de vestir holgadas y fáciles de poner.

– Preparar el día antes la ropa que va a utilizar y vestirse sentado sobre una silla rígida, idealmente con respaldo alto.

– Utilizar zapatos sin cordones y con suela de goma.

Así que a estar muy atentos por si nos toca algún familiar o cercano que padezca dicha enfermedad; estos consejos útiles pueden ayudar a sobrellevarla de mejor manera.