Chile se fue de Toulon con un triunfo y mucho en qué pensar

El 2-1 ante los asiáticos le dio un mejor sabor a la incursión de la Sub 23, pero no anula las inquietudes surgidas, sobre todo, con la debacle ante Japón, que desnudó todas las falencias formativas del fútbol chileno.

Con un triunfo 2-1 sobre China, la Roja Sub 23 cerró su actuación en el torneo Maurice Revello (ex Esperanzas de Toulon), maquillando una inquietante realidad del fútbol joven nacional.

El equipo de Bernardo Redin se quedó con el séptimo lugar del prestigioso certamen gracias a tres victorias y una derrota, marcando seis goles y recibiendo ocho.

Doblegó a Portugal (1-0), Inglaterra (2-1) y a China (2-1), sucumbiendo estrepitosamente frente a Japón (1-6), en lo que es el resultado más decidor de la actual situación del balompié nacional: mala formación de las nuevas camadas y nula capacidad para dar un golpe de timón que revierta esa falencia.

Sí, porque aunque lusos e ingleses son potencias mundiales, enviaron a Toulon planteles Sub 20 y dieron, con eso, un hándicap que el equipo Sub 23 nacional supo aprovechar, no sin más de algún problema. Los chinos siguen siendo un fútbol de segundo orden en Asia, por debajo de Corea del Sur y Japón.

En lo inmediato, la única esperanza de que esta generación termine dando buenas noticias de verdad al fútbol chileno -por ejemplo, clasificando a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020- es que hubo muchas ausencias que pudieron mejorar el rendimiento en Toulon. Desde luego, los cruzados Ignacio Saavedra, Carlos Lobos, Jaime Carreño, Raimundo Rebolledo y Jeisson Vargas (si endereza su carrera), Francisco Sierralta, Víctor Dávila y Brandon Cortés (entre los que juegan en el exterior) y algunos otros del frente interno, como Jason Flores y Cristián Gutiérrez.

Cómo se conforme y quién dirija definitivamente al equipo para el torneo preolímpico de Colombia (fijado para el verano próximo), es algo que ya se verá. Por ahora, Chile cerró decorosamente su periplo galo.

En el cierre, los dirigidos por Redin supieron manejar un encuentro cuya mayor complicación era la dinámica y velocidad china. Menos maduros y dotados técnicamente que los japoneses, los chinos dirigidos por el prestigioso técnico holandés Guus Hiddink no pudieron desarticular el mejor juego chileno.

Al final, la experiencia y la mejor técnica del plantel nacional permitieron manejar los momentos del partido.

Gracias a los goles de Iván Morales (30’) y Jimmy Martínez (37’), Chile pudo administrar el partido, sin que el descuento de Feng Boxuan (44’) sirviera a su rival para volcar el resultado.

Nuevamente jugadores como Gabriel Suazo y Morales lucieron condiciones, especialmente físicas, que los convierten en proyectos que deben seguir siendo monitoreados por la jefatura técnica nacional. El resto también mostró cualidades, debilitadas por la zozobra ante Japón.

PORMENORES

Torneo: Maurice Revello (ex Esperanzas de Toulon)

Estadio: Marcel Cerdan.

Árbitro: Álex Johnson (Malta)

CHILE (2): L. Ureta (45’, Z. López); N. Fernández, L. Alarcón, N. Díaz, J. Ibacache; T. Alarcón, G. Suazo (60’, Á. Araos), J. Martínez (79’, M. Pinto), I. Jara; I. Morales (88’ S. Cabrera), N. Guerra.

CHINA (1): G. Quanbo (45’, K. Ablet); W. Jiabao (60’,, H. Chuang, W. Wei (79’, L. Wenjie); Ch. Hui (60’, Y. Daogang); F. Boxuan, L. Yang; L. Liangming (60’, Ch. Binbin), Y. Dinghao, C. Yongjing; C. Cong (60’, H. Jinghang).

AMONESTACIONES: G. Quanbo, Y. Dinghao (China).