Chile Sub 17 clasificó por «fair play»

La «Rojita» cayó 2-1 frente a una superior Corea del Sur, y sólo clasificó a octavos de final del Mundial de Brasil como uno de los mejores cuatro terceros gracias a que no tuvo expulsados en esta primera fase.  

Demostrando que el fútbol formativo chileno está distante de la elite internacional, la selección Sub 17 sucumbió ante Corea del Sur 2-1, sumando su segunda derrota en el Mundial de Brasil y clasificando a octavos de final solamente por la regla del «fair play».

En efecto, la «Rojita» aseguró ser uno de los cuatro mejores terceros al igualar en puntaje (3), diferencia de goles (-1), tantos marcados (5) y tarjetas amarillas (4) con Holanda, que sí tuvo una tarjeta roja.

Ahora, la selección esperará rival para la siguiente fase, que pueden ser Brasil o Nigeria, dependiendo de los resultados de este domingo. Cualquiera sea el adversario, sus posibilidades de seguir escalando en el torneo son mínimas.  

Consciente de que sólo el triunfo le aseguraba la clasificación directa, el equipo asiático entró en Vitoria a arrasar a los dirigidos por Cristian Leiva.

Tanto fue así, que a los 53 segundos de iniciado el encuentro los coreanos abrieron el marcador y en los minutos siguientes pudieron anotar un par de goles más, sin que los chilenos tuvieran armas para oponer resistencia frente a un rival que los superaba en velocidad, dinámica y precisión colectiva.

No era que hubiese algunos rendimientos bajos en el equipo nacional. Su estructura entera se trizaba por todos lados. Los delanteros no podían ensuciar la salida coreana, los volantes eran sobrepasados y los defensas, agobiados, debían esforzarse al máximo para evitar el descalabro. Y cuando tenía el balón, la «Rojita» no podía enhebrar jugadas ofensivas.

Recién en el minuto 20 un arresto individual de los atacantes Alexander Oroz y Gonzalo Tapia terminó con un centro riesgoso conjurado por el portero Shin.

Pero fue un mero arrebato. Corea seguía machacando y en el minuto 29 anotó por segunda vez a través de un cabezazo de su central Hong en un tiro de esquina.

Recién en ese momento Chile pareció despertar. No dominó, pero al menos trabó el encuentro y pudo acercarse al área adversaria. En ese nuevo escenario llegó el descuento en el minuto 41 gracias una buena jugada de Luis Rojas por la izquierda que en el centro del área fue mejor finiquitada de zurda por Alexander Oroz.

El gol animó al equipo chileno y se pensó que en el segundo tiempo podía volcar el resultado. Pero fue una esperanza que duró la mitad de esa etapa. Hubo acercamientos continuos y dos casi gol protagonizados por Gonzalo Tapia.

Sin embargo, cuando más fuerza se requería apareció otro déficit de esta selección: su falta de fondo físico.

Enfrentar a equipos mundialistas no es lo mismo que a sus congéneres sudamericanos. En este torneo Chile no ha aguantado bien los 90 minutos, y esa falencia le impidió conseguir un empate que lo habría clasificado a segunda fase con más méritos que su mero buen comportamiento.  

PORMENORES

Copa Mundial Sub 17, Brasil 2019

Primera Fase

Grupo C

Estadio: Kléber Andrade, Vitoria

Público: 10 mil personas (aproximadamente)

Árbitro: Georgi Kabakov (Bulgaria)

COREA DEL SUR (2) Shin; Son, H. B. Lee, S. W. Hong, T. S. Lee; Yoon, Oh, R. S. Kim (82′, Moon); Choi, Paik (60′, Jeong); Eom (64′ Y. Kim).  

CHILE (1) Fierro; Tati, González, Garrido, Riquelme; Pérez (55′, C. Díaz), Pizarro, Rojas; Tapia, Oroz (81′, Sepúlveda), Cruz (87′, D. Díaz).

Goles: 53 seg., Paik (C), 31′, Hong (C), 41′, Oroz (Ch).

Amonestaciones: T. S. Lee, Yoon, Jeong (C), Tati (Ch)