Chile tuvo una fiesta sin “joropo”, pero ya reservó un cuarto para Moscú

https://www.youtube.com/watch?v=RvryEHkEF50

Chile remontó en la tabla sudamericana hasta el meritorio cuarto puesto gracias a una victoria laboriosa y no exenta de sobresaltos sobre Venezuela, que se insinuaba como goleada y terminó opacada por una reacción visitante que mereció menor castigo que el 3-1 definitivo.

El despegue fue demasiado fácil, incluso con remembranzas de aquella época prehistórica de la Venezuela semiamateur que se comía goleadas mientras seguía aferrada al béisbol en su ADN sociodeportivo. Chile se puso 3 a 0 con impensada facilidad en apenas 18 minutos y despuès manejó media hora con comodidad y lucimiento un partido que le era propicio para impulsarse de nuevo a la zona de clasificación, amparado en las caídas de Argentina y Ecuador.

Lo del comienzo fue un show de Esteban Paredes que en el Monumental disfrutaron como si fuera un partido colocolino casero frente a Barnechea. Y es que luego del magnífico tiro libre de Alexis Sánchez que abrió el portón llanero a los 4’, el veterano delantero hizo dos goles con el oportunismo que distingue su sello. En el 2-0 llegó a empujar un pase libre de Aránguiz en el área, y en el 3-0 desvió el frentazo de Sánchez encima del arco después de una sucesión de toques en el área.

En rigor, con tanta diferencia expresada en los movimientos y el manejo de la pelota, con eso bastaba para bajar la cortina y cobrar el premio de los puntos y los millones que se reparte el pantel. Sin embargo, la Roja quería arrasar a un adversario pusilánime y limitado, que es colista de la eliminatoria y mostraba menos reacción que la economía del presidente Maduro. Era una noche para el lucimiento individual y esa garantía quisieron capitalizarla los faros que iluminan al equipo de Pizzi cuando cuenta con la luz potente que irradia Arturo Vidal y los chispazos de otros que se conectan a su circuito futbolístico.

En el comienzo de la segunda etapa se produjo un derroche de goles entre el atarantamiento de Alexis y el infortunio crónico de Vidal para definir frente al arco visitante, reflejando un abismante desnivel de capacidad en una lucha sin emociones ni misterios respecto al resultado. Luego, Pizzi le hizo otro guiño a los colocolinos con el ingreso de Valdivia, en una fiesta con baile que parecía garantizado. Sin embargo, en ese relajo natural del que se siente nítidamente superior, la defensa chilena flexibilizó las marcas y a los 62’ Rondón cabeceó solo para el descuento.

Deese modo inesperado, el desconcierto del rival permitió crecer a Venezuela, que tuvo el segundo gol a los 70’ con un remate de Rincón que rebotó en el travesaño y picó adentro, pero que no fue validado por un árbitro localista como todos. Justificando el descontento del público, fueron los peores momentos de Chile, desarticulado colectivamente y entregado a los afanes individuales de Vidal, Alexis, Vargas y Valdivia. En ese agobio pasajero asomó un aparente salvador como el juez Cunha, sancionando penal un amarre a Hernández a los 77’, que sin embargo Alexis remató mal permitiendo el desvío del portero amarillo.

En rigor, aquella imagen difusa de un Chile irregular predominó en los últimos minutos, como expresión distorsionada del equipo que impuso su supremacía de manera fulminante antes de la media hora y después del 3 a 0 sobrevivió con los “ahorros” de su previsión. Sin embargo, si se le cuestiona la falta de consistencia colectiva y sus altibajos evidentes, no se objeta la legítimidad de una victoria que, en definitiva, deja a la Roja con 23 puntos estacionado en un cuarto lugar que le aproxima al horizonte soñado de Rusia.

PORMENORES

Estadio Monumental
Àrbitro: Andrès Cunha, Uruguay

CHILE: Claudio Bravo Mauricio Isla (88’ P.Díaz) Gary Medel Gonzalo Jara Jean Beausejour Pedro Pablo Hernández (88’ Carmona) Charles Aránguiz Arturo Vidal Alexis Sánchez Esteban Paredes (55’ Valdivia) Eduardo Vargas

VENEZUELA:
Wuilker Faríñez Alexander González Wilker Ángel Mikel Villanueva Rolf Feltscher Renzo Zambrano Tomás Rincón Jhon Murillo Rómulo Otero Darwin Machis Salomón Rondón

GOLES: 4’ Alexis, 8 y 22’ Paredes. 62’ Rondón.

INCIDENCIA: 77’ Alexis desvió un penal.