Chile y Estados Unidos firman memorando que facilita donaciones de equipos de monitoreo volcánico a Sernageomin

Además, oficializaron la entrega de dos equipos del Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS) para monitorear el volcán Villarrica

Por EL ÁGORA / Foto: GENTILEZA

La embajadora de los Estados Unidos en Chile, Bernadette M. Meehan, junto al director del Servicio Nacional de Geología y Minería de Chile (Sernageomin), Patricio Aguilera, suscribieron un memorando de entendimiento para la cooperación sobre prevención y respuesta ante desastres relacionados con emergencias en minería, vulcanología, remoción en masa y otras emergencias similares.

Tras la firma del memorando, efectuada en las oficinas del Observatorio Volcanológico de los Andes Sur (Ovdas) en Temuco, la embajadora Meehan recalcó que su país “ha sido un socio histórico y confiable de Chile” y reafirmó el “compromiso y la sólida cooperación de Estados Unidos con Chile en tantos ámbitos, incluyendo la ayuda humanitaria en situaciones como los recientes incendios en la Región de Valparaíso, como la prevención y respuesta ante catástrofes naturales”.

La embajadora destacó que el memorando de entendimiento suscrito en Temuco es “un acuerdo que tiene por finalidad facilitar la entrega a Sernageomin de herramientas, equipos y materiales necesarios para prevenir y responder a desastres relacionados con emergencias mineras, volcánicas, de remoción en masa y otras similares que puedan estar disponibles en Estados Unidos, ya sea de una entidad pública o privada”.

La embajadora también efectuó la entrega oficial de dos equipos para el monitoreo de la actividad del volcán Villarrica donados por el Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS), con el apoyo de la Oficina de Asistencia Humanitaria de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid).

Los instrumentos donados son un sensor portátil de temperatura de imágenes FLIR A65 y sus accesorios y repuestos, que permiten medir y analizar las emisiones de gases volcánicas, como el CO2, SO2, H2O, H2S y H2. Los datos de este sensor son proporcionados en tiempo real lo que permite a los científicos realizar una evaluación, estimar una cronología posible y los riesgos de que ocurra una erupción.

Además, la embajadora entregó una cámara térmica infrarroja y sus accesorios y repuestos con la capacidad de detectar los cambios de temperatura que ocurren tras la gruesa fumarola, lo que permite captar imágenes de los respiraderos activos y de áreas de la superficie que de otro modo no serían observables.