Clark se resigna y confirma a Pellegrino en la U, pero le exige “hacer las críticas en privado”

El presidente de Azul Azul sostiene que la intención es mantener al entrenador hasta final de la temporada, aunque la dirigencia está disconforme con el bajo rendimiento de la U en el torneo.

Por EL ÁGORA / Foto: ARCHIVO

La derrota con Deportes Copiapó detonó una crisis insoslayable en Universidad de Chile, que sin embargo no está dispuesta a buscar una solución apelando al método clásico: cambiar al entrenador. Las versiones del entorno azul indican que la rescisión de contrato del argentino Mauricio Pellegrino significa un desembolso de $210 millones y todo indica que el club seguirá las seis fechas restantes en las mismas condiciones.

Al menos así se desprende de las declaraciones del presidente Michael Clark, quien viene de ser maltratado públicamente por el ex director del club José Joaquín Saso, quien lo calificó de “pelele, títere y palo blanco”.

“Algunas veces en la vida, y sobre todo en el fútbol, uno se valora por lo que obtiene y no por lo que es. Creo que Mauricio Pellegrino es un buen técnico, por eso llegó a la U. Hace no poco, este mismo cuerpo técnico le ganó al puntero y quedó como líder, luego entramos en una racha que todo el mundo sabe y que a nadie tiene contento», señaló el jefe de Azul Azul a la radio Cooperativa.

La resignación parece teñir el análisis de Clark. «La verdad es que no queda más que seguir trabajando, ya tenemos un entrenador con contrato vigente y nuestro espíritu siempre ha sido terminar los contratos. Creo que es bueno cumplirlos, y obviamente estamos trabajando para eso, tenemos un partido importante el lunes que esperamos ganar, estamos concentrados en eso», agregó en relación al juego con Audax Italiano.

«Es una situación compleja que a todos nos tiene descontentos, el rendimiento del equipo en las últimas semanas no ha sido bueno, no queda más que seguir trabajando y cerrar el campeonato de la mejor manera», añadió.

Respecto a la defensa pública de su labor que hizo Pellegrino tras la derrota en Copiapó, donde compartió las culpas con los demás estamentos del club, Clark recalcó que las críticas deben hacerse en privado. «Como club conversamos harto con él y con sus ayudantes. Durante todo este año nos ha planteado cosas en lo privado, nosotros también en el ámbito privado, y creo que es el fuero en que debemos mantener las conversaciones. Creo que es lo que mejor le hace al club, que se mantengan en el ámbito privado. Obviamente que hacer declaraciones después de cuando uno pierde nunca es bueno, la calentura no es buena, pero cuando los ánimos se calman uno puede conversar y de esa manera solucionar los problemas».

«Por respeto a los involucrados hay que mantenerlo en privado, nuestro rol como dirigentes es facilitar la vida al cuerpo técnico y al plantel para que puedan trabajar de la mejor manera y tener los mejores resultados. A eso tenemos que abocarnos privado y las críticas tienen que quedar ahí», enfatizó.