(VIDEO) Clasificatorias: Argentina fue un balazo en La Paz

La escuadra albiceleste ni siquiera necesitó a Lionel Messi para brillar y golear en el estadio que más temor le causa. Y dejó varias lecciones que puede aprovechar Chile, si las estudia, para cuando le corresponda jugar allá.

Por JULIO SALVIAT / Fotos: TWITTER

Por razones que todos conocen, el rival más temible para Argentina desde que existe el fútbol es Bolivia. Los 3.625 metros de altura en que fue construida La Paz constituyen un obstáculo serio para los trasandinos, que pocas veces han logrado salir indemnes en ese lugar. La última fue en las Clasificatorias para Qatar en un partido que les favoreció por 2 a 1. Pero ahí también recibieron la peor paliza que recuerdan al caer por 6 a 1 cuando la Albiceleste era dirigida técnicamente por Diego Maradona. Era tanto el miedo que sentían, que una vez enviaron a un equipo juvenil, seguros de que igual perderían si se presentaban con la selección adulta.

Esta vez todo fue distinto en el para ellos casi inexpugnable estadio Hernando Siles. Argentina estuvo muy lejos del ahogo y brindó una actuación digna de ser interpretada en el Monumental de River. Impuso superioridad desde el primer minuto hasta el último, consiguió un holgado 3 a 0 y resistió estoicamente, sin siquiera arriesgarse a una tarjeta amarilla, los reiterados golpes con los que los bolivianos paliaron su impotencia.

El asunto quedó liquidado en el primer tiempo no solamente por las anotaciones de Enzo Fernández y Nicolás Tagliafico sino también por la expulsión de Roberto Fernández, decisiva para la resistencia que podría encontrar en el segundo lapso. Con un hombre más, Argentina bajó un poco el ritmo y buscó la posesión, más que la profundidad. Pero aún así convirtió al arquero Guillermo Vizcarra en uno de los pocos rescatables del equipo altiplánico. El otro fue el incombustible Marcelo Moreno Martins, que con sus 36 años de edad sigue dando lecciones de pundonor.

Tan buena fue la actuación de los albicelestes, que ni siquiera echaron de menos a su máxima figura. Lionel Messi, que ha tenido mucho trajín en las últimas semanas, vio el partido en la banca y desde allí se sumó a los aplausos que se ganaron sus compañeros.

El encargado de cumplir sus tareas fue Ángel Di María, y lo hizo a la perfección. Ubicado en el mediocampo por la derecha, “El Fideo” gambeteó con facilidad, fue el que más golpes recibió, asistió en dos de los goles y casi convierte uno después de eludir rivales en diagonal, tal como lo hace “El Pulga”.

Lo concretó es que Argentina ha formado un equipo que se acerca a la perfección: un arquero seguro, una defensa muy sólida, un par de atacantes peligrosos y -sobre todo- un mediocampo de lujo. Ahí, Rodrigo De Paul, Fernández y Alexis Mac Alister conjugan al rica técnica rioplatense con la formidable dinámica europea.

No hay comparación entre la calidad individual de Argentina con la de Chile. Pero igual quedaron lecciones que, bien aprendidas, pueden servirle a La Roja cuando se presente en La Paz.

Primero, no debe temerle a la presión en campo rival: Argentina ganó muchos balones en la salida de los locales, y fue así como consiguió el 3 a 0. Segundo, debe atreverse a rematar desde fuera del área, pero con una advertencia: con la altura, el balón tiende a elevarse; por lo tanto, y esto lo hicieron muy bien los trasandinos, los tiros tienen que ser rasantes. Tercero: aceptar desde ya (como lo hicieron los argentinos) que los bolivianos pegan mucho (les cobraron 23 faltas y hubo varias sin sanción); la receta es no seguirles el juego ni enemistarse con el árbitro.

Chile ha conseguido muchos puntos en el Hernando Siles jugando de contraataque. Pero ahora, cuando serán más valiosos que nunca, tal vez haya que hacer lo que mostraron nuestros vecinos del este: atacar desde el principio.

Cuando Argentina necesitaba confirmar su ventaja de 1-0, apareció Tagliafico para poner el 2-0 y asegurar, prácticamente, el resultado.

PORMENORES

Clasificatorias Mundial 2026, segunda fecha.

Estadio: Hernando Siles, La Paz.

Público: 42.000 espectadores, aproximadamente.

Árbitro: Esteban Ostojich, de Uruguay.

Bolivia (0): G. Vizcarra; J. Sagredo, J. Quinteros, A. Jasino, R. Fernández; D. Bejarano, G. Villamil, L. Orsino, J. Arrascaíta; V. Ábrego y M.Moreno. DT: Gustavo Costas. Cambios: 25’, M. Villarroel por Villamil; 46’, L. Haquín por Jusino y H. Cuéllar por Ursino; 62’, F. Saucedo por Arrascaíta; 73’, C. Alcarañaz por Quinteros.

Argentina (3): E. Martínez; N. Molina, C. Romero, N. Otamendi, N. Tagliafico; R. De Paul, E. Fernández, A. Mac Alister; A. Di María, J. Álvarez y N. González. DT: Lionel Scaloni. Cambios: 76’, E. Palacios por De Paul; 85’, A. Garnacho por González, L. Paredes por MacAlister y L. Martínez por Álvarez; 87’, A. Correa por Fernández.

Goles: 31’, Enzo Fernández (A); 42’, Nicolás Tagliafico (A); 83’, Nicolás González (A).

Tarjetas amarillas: R. Fernández, Villamil, Quinteros y Algarañaz (B).

Expulsado: 36’, Roberto Fernández (B).

Mira aquí el resumen del encuentro: