Claudio Borghi-Jorge Valdivia: murió la flor, si es que algún día la hubo

  • En los últimos días, el ex entrenador y el ex jugador, hoy derivados en comentaristas, han protagonizado una polémica de bajo nivel, con descalificaciones mutuas tanto a nivel profesional como personal.

Jorge, el “Mago”, Valdivia y Claudio Borghi compartieron camarín en La Roja y en Colo Colo, uno como jugador y el otro como técnico. Y todo parecía, visto de afuera, que había entre ellos una buena relación. Hasta que vino el mediático “Bautizazo”, que terminó abruptamente con la presencia del futbolista en el seleccionado nacional.

Por estos días, los dos personajes, derivados en comentaristas deportivos, se han dedicado a denostarse mutuamente, tanto a nivel profesional como personal, demostrando que, como ocurre muchas veces, no todo es lo que parece.

Ahora, Valdivia acusó públicamente que, durante su permanencia en La Roja, Borghi permitía “a sus amigos representantes entrar a Pinto Durán a tomar».

«Él no se debe olvidar lo que pasó en España cuando no se sube en un buen estado al bus”, señaló Valdivia refiriéndose a Borghi. “Se jugó en el estadio del Espanyol, en esa gira. A mí no me lo contó ningún jugador, no me lo contó ningún dirigente. ¿Si estaba tomado? Así es», agregó.

Y continuó: «Que Borghi no se olvide que nosotros compartimos con sus amigos representantes en los salones de concentración de la Copa América en Argentina. Él dejaba entrar a sus amigos representantes a tomar con libertad, con amiguismo”.

Todo comenzó a raíz de un comentario de Valdivia sobre los técnicos que pasaron por La Roja, durante su período activo. Señaló en Radio ADN, donde es comentarista, que “el trabajo de Sampaoli y Marcelo Bielsa fue espectacular, pero no debemos olvidar que entre medio de su llegada hubo otro entrenador con el que no pasó nada”.

Borghi hizo notar su molestia por esas palabras, recalcando que “no pude ir al mundial y no pude ganar la Copa América, pero si pudimos ser primeros en las eliminatorias, algo que ni antes ni después se pudo repetir en este sistema”.

Y agregó que “tenía mucha ilusión en ese proceso y Valdivia se equivoca, porque no era el mismo equipo que Bielsa y Sampaoli utilizaron, porque yo tuve que cortar a cinco jugadores por un acto de indisciplina. Cuatro de ellos eran titulares inamovibles, no Valdivia, y a partir de ahí tuve problemas”, añadió.

Y tras apuntar que “hay cosas que son incontrolables y a veces los códigos no funcionan para todos de la misma manera”, contó que “ADN me llamó para trabajar ahí después de la salida de Juan Cristóbal Guarello y todo el problema que tuvieron. Yo dije que no, y ese ‘no’ le permitió a Jorge Valdivia entrar a trabajar ahí. Él debería saber que quizá por ahí lo que yo me despojo, él lo puede usar como una fuente de trabajo. Puede que le vaya bien, pero todavía debe entender que le falta bastante para saber ubicarse en el puesto donde él está”.

Y cerró diciendo que “me da pena que la gente tenga siempre el odio a flor de piel, pero cada uno sabe manejarlo. El problema es cuando tus cagadas se las quieres endosar a otra persona”.

Valdivia también descalificó la carrera futbolística de Borghi señalando que si bien fue campeón del mundo y un gran jugador, “no jugó en ninguno de los equipos que pasó. Fue al Milan, no jugó. Fue a otro equipo menor en Italia, no jugó. Fue a Flamengo, no jugó. El gran Bichi Borghi es el de Argentinos Juniors. Como jugador tuvo una carrera que no es de perro grande”. Y añadió que “como entrenador tampoco fue perro grande. Sabiendo muy poquito, pudo ser campeón cuatro veces con un Colo Colo plagado de estrellas. Lo que sí le destaco, es que con un equipo como Argentinos pudo ser campeón, porque después… muy poquito».

Finalmenente acotó que “cuando habla de indisciplina, no creo que Bielsa o Sampaoli usaran Juan Pinto Durán los lunes para hacer asados con los amigos».