Betis Valladolid

Claudio Bravo volvió a lucirse y el Betis quedó como puntero (video)

La inconclusa segunda jornada de la Liga española mostró una actuación sólida del equipo dirigido por Manuel Pellegrini frente al Valladolid, en el que Fabián Orellana cumplió mediocre actuación.

Por JULIO SALVIAT

Un partido así, en condiciones normales, habría pasado inadvertido para los futboleros chilenos, salvo que el fanatismo por Patricio Yáñez llegara a niveles extremos. El gran delantero de los 80 fue figura en el Valladolid y el Betis, pero esa situación no debería influir mucho a estas alturas. El interés del duelo entre dos de los tantos “Reales” de España se justificaba solamente por la presencia de tres chilenos: Manuel Pellegrini y Claudio Bravo en el Real Betis, y Fabían Orellana en el Real Valladolid.

Ganó la dupla entrenador-arquero. Y la satisfacción fue casi general, porque la carrera del ingeniero es mirada con interés ya que se sabe que, si no lo atropella un camión,  terminará dirigiendo a la selección chilena; y, en el caso del hijo ilustre de Viluco, porque en unos días más tendrá que defender el arco de la Roja en los encuentros clasificatorios contra Uruguay y Colombia.

¿Jugó bien Pellegrini? No juega, pero hay influencia suya en el desempeño de los albiverdes de Sevilla. Se nota una buena organización defensiva, aunque haya desaciertos individuales, como también es notorio el estilo impuesto: buen trato al balón, juego asociado, defensa basada en el control, más que en el repliegue…

¿Jugó bien Bravo? Jugó muy bien. Tuvo apenas dos intervenciones complicadas a lo largo del partido, pero en ambas reaccionó con excelencia. Al igual que en el partido anterior, de visita ante el Alavés, respondió con reflejos extraordinarios ante un cabezazo realizado a boca de jarro. Esa vez salvó el resultado. Ahora no tuvo relevancia: la jugada fue anulada por offside. Pero la otra fue notable: el balazo de Orellana iba a colarse junto al poste y hasta allá lejos llegó la mano del arquero para desviar la pelota hacia el córner.

¿Y cómo jugó “el Histórico”. Más o menos, siendo generosos. En el primer tiempo, dominado absolutamente por el Betis en todos los sectores, no tocó la pelota. En el segundo, algo despertó sin convertirse nunca en el salvador de su equipo. Su único mérito, aparte de las ganas, fue ese remate que casi provoca el descuento vallisoletano. 

La victoria del Betis se justificó por lo hecho en la media hora inicial. Amplio dominador, justificó esa superioridad con los dos goles que decidieron el encuentro. Un penal bien servido por el francés Nebil Fekir, a los 10’, y una volea frontal del portugués William Carvalho, a los 18’, sentenciaron el duelo. Recién el segundo tiempo los visitantes insinuaron una reacción, pero ahí estuvo Bravo para mantener su valla invicta. Y ahí estuvo también Carvalho, el mejor de la cancha, para ayudar en la defensa, guiar el juego y asomarse en terreno ajeno con peligro. Y así, tras su primera presentación en el estadio Benito Villamarín, con 60 mil butacas inútiles, quedó la sensación de que el conjunto albiverde no pasará los sustos vividos en la temporada anterior.

La truncada segunda jornada de Liga se inició el sábado con triunfos de Villarreal sobre el Eibar (2-1) y Getafe sobre Osasuna (1-0) y finalizó el domingo con las victorias de Granada sobre Alavés (2-1) y de Cádiz como visitante sobre Huesca (2-0), además del deslucido empate del Real Madrid en su visita a la Real Sociedad (0-0). Entre otros quedaron pendientes los duelos de Atlético de Madrid y Barcelona, que aún no debuta en la competencia.

Con esos resultados, Betis quedó en la cima de la tabla de posiciones, acompañado del Granada, ambos con campaña perfecta.

Revisa el compacto del encuentro: