Bravo y Endler: la capitulación de los capitanes tras los conflictos de las selecciones

La Roja femenina enfrenta hoy la final ante México con una arquera improvisada tras la partida definitiva de Tiane y el nuevo conflicto que generó en el fútbol chileno el “papelón” directivo y técnico.

Por CAMILO REY / Foto: AGENCIAUNO

A Claudio Bravo y a Christiane Endler los vincula su condición de emblemas de dos generaciones doradas en el fútbol chileno. Y que, además de ser porteros de jerarquía internacional –hoy en clubes de España y Francia, respectivamente-, ya no son parte de las selecciones nacionales que lideraron con jineta y atribuciones de capitán.

Uno se distanció tras una cuestionada decisión del técnico de la “Roja”, y la segunda renunció intempestivamente cuando apenas faltaba un partido para culminar los Juegos Panamericanos. Un detalle, no menor: tanto Eduardo Berizzo como Luis Mena están hoy seriamente cuestionados en sus funciones, protegidos aún bajo el “paraguas” que Pablo Millad sostiene también con demasiadas críticas y dificultades.

El “papelón” de la selección femenina con sus porteras resulta insólito e impresentable, a las puertas de un duelo con México que podría privar al Team Chile de un oro que necesita y parece accesible.

Mucho más, en este caso, porque tras el ciclo cerrado de José Letelier en el banco, fue la propia Endler quien propuso e incidió significativamente en el nombramiento de Mena al frente de un grupo que terminó desgastado por su relación con el anterior entrenador.

Aún así, el ex colocolino se enteró recién luego del partido ante Jamaica, y por la prensa, que Endler volaría a la mañana siguiente de regreso a Europa.

Como sea, el error “administrativo” y técnico de inscribir sólo dos arqueras obligará a que La Roja femenina hoy disponga de una solución de emergencia, posiblemente apelando a la delantera Franchesca Caniguán en la portería. Acaso un episodio que quedó desterrado, a estas alturas, incluso del respetable fútbol de los barrios…

LA MINISTRA Y LOS “PRINCESOS”

En ese contexto,  Endler también criticó que “en el fútbol chileno las cosas no se están haciendo bien y es mejor dar un paso al costado para que lleguen otras jugadores jóvenes”, aunque en su entorno se comentó que a la jugadora se fastidió porque la ANFP no respondió a su pretensión de un partido especial por sus 100 partidos con la recaudación respectiva.

En tanto, la ministra de la Mujer arremetió con pasión en defensa de la portera, disparando fuego cruzado. En sus redes sociales, Antonia Orellana aludió a ese aspecto de la situación: el homenaje frustrado. “Tiane anuncia su retiro de nuestra selección sabiendo que llegamos a una medalla que, de cualquier forma, no podrá recibir. Personalmente, me deja un sabor amargo luego de un irregular homenaje a sus 100 partidos y un chaqueteo increíble tras un mal partido”.

Y no soslayó un reproche para algunas figuras que tildó de “princesos”: “Jugadores ‘históricos’ -a quienes tuve que googlear para encontrar sus logros- diciendo que no es la mejor del mundo. Lo es y el mundo lo sabe. Es una pena que Chile no. Leo asombrada comentarios que dicen ‘individualista’, gente que a verdaderos princesos, que no dudan en privilegiar fechas FIFA o escándalos por encima de su selección, no les dicen nada”.

Al fin, el alejamiento de Bravo y Endler abre otra arista en las historias de selección, en un medio desprovisto de figuras abundantes. Este viernes, a las 20:00, La Roja femenina enfrenta a México buscando un oro empañado por el capítulo más bochornoso en el desarrollo de los Panamericanos.