Clausuran los pabellones de Clínica Central

Tras una inspección rutinaria, el seremi metropolitano de Salud detectó una serie de irregularidades cometidas por el recinto ubicado en pleno centro capitalino.

Por EL ÁGORA / Foto: ARCHIVO

Debido a una serie de irregularidades detectadas tras una inspección, Gonzalo Soto, seremi de Salud de la Región Metropolitana, procedió a clausurar todos los pabellones de la Clínica Central de Santiago, ubicada en calle San Isidro, a metros de la Avenida Bernardo O’Higgins.

Soto constató el incumplimiento de medidas sanitarias mínimas, lo que, según su criterio, «ponen en riesgo la vida y salud de los pacientes de dicho centro».

El seremi señaló, además, que la clínica «ha incumplido sistemáticamente las medidas sanitarias decretadas en distintas ocasiones”. Y al respecto, agregó como ejemplo que existían pabellones en uso, pese a que, desde hace tiempo, se les había prohibido funcionar.

Gonzalo Soto dijo también que “tampoco cumplen la normativa exigida a los equipos críticos, como es el carro de resucitación cardiopulmonar. Por lo tanto, este establecimiento constituye un riesgo inminente para la salud de sus pacientes, ya que no cumple las condiciones necesarias para entregar una atención segura y de calidad», explicó.

El seremi Soto también constató que existe un porcentaje importante de cirugías del área estética bajo la modalidad de arriendo de pabellones.

Dijo que esta figura no era la más adecuada, toda vez que, frente a cualquier eventualidad, existe poco margen para determinar culpabilidades, y con mayor razón si quien dirige técnicamente la clínica no se encuentra presente en el recinto.

“Estos son los médicos que están a cargo y supervisan todos los procedimientos quirúrgicos que se hacen en estos lugares. Ellos tienen que estar en el lugar y en este caso hemos detectado que tampoco estaban», concluyó.