Cocaína: mortalidad en Medellín es casi cuatro veces más alta que la media mundial

Entre los factores influyen el bajo precio y la alta potencia que posee la droga producida en Colombia.

Por ANDRÉS ALBURQUERQUE / Foto: ARCHIVO

Una investigación del Hospital San Vicente Fundación confirmó que, en Medellín, Colombia, la cantidad de muertes por sobredosis de cocaína es tres veces más alta que la media mundial.

El estudio abarcó cuatro años y se realizó entre pacientes que llegaron a consulta de alta complejidad y que fueron atendidos entre los años 2016 y 2019.

El diario El Colombiano hizo público el estudio donde se afirma que muchos adictos a la cocaína están llegando a la muerte.

Además se confirmó que las afectaciones a los consumidores no se producen sólo a nivel de la mente y el cerebro, sino también sobre el cuerpo, con compromisos para órganos como los riñones, el hígado, el corazón y el sistema nervioso central.

Si los pacientes viven en condición de pobreza, las consecuencias son peores, porque hay menor posibilidad de intervenir e iniciar tratamientos de desintoxicación a tiempo.

El hallazgo más preocupante para los investigadores, sin embargo, fue la tasa de mortalidad detectada entre los pacientes, ya que está en un nivel de prevalencia del 3,8 por ciento, en contraste con la mundial, que según los investigadores es del 1%, advirtió Juliana Quintero Aguirre, toxicóloga de la clínica e integrante del equipo investigador.

Los investigadores no dudan: la diferencia con el resto del mundo se debe a la facilidad para adquirir cocaína a bajo precio, la alta potencia que posee la droga producida en el país y las mezclas que se hacen para lograr mayores efectos.

“Acá la cocaína la hacen más potente y la mezclan con cafeína, con medicamentos anestésicos y hasta de uso veterinario”, expone la profesional de la salud. Y resaltó que adquirirla es fácil, pues en Medellín existe un turismo asociado al consumo de estupefacientes

Adicionalmente, la mayoría de los pacientes tiene un bajo nivel educativo y una condición de pobreza que limita su acceso a la salud, lo que hace que cuando acude a buscar ayuda ya sus afectaciones están mucho más avanzadas y agravadas, lo que desencadena consecuencias fatales.

El estudio se suma a una investigación del Ministerio de Justicia realizada en Colombia entre 2013 y 2020 y recientemente divulgada, en la que se identificaron 28.541 defunciones asociadas a consumo de drogas, “teniendo en cuenta que (las víctimas) presentaron resultados positivos de toxicología asociados a sustancias psicoactivas; las principales sustancias encontradas fueron alcohol, cocaína y marihuana, aunque también se hallaron 37 casos asociados a morfina y 19 a tramadol”, señala el informe.

La investigación identificó además cinco muertes asociadas al consumo de fentanilo, una sustancia de la que no se tenía referencia conocida de mortalidad en Colombia, pero que en Estados Unidos y Canadá causa actualmente miles de muertes.