Colo Colo a semifinales de Copa Chile con la resaca del Superclásico

Así de embotados lucieron esta tarde los sentidos de los jugadores colocolinos, que clasificaron a las semifinales de la Copa Chile solo porque se despercudieron a tiempo para vencer 2-1 a domicilio a Everton.

No pareció Colo emocionalmente apto para el duelo contra Everton, por los cuartos de final de la Copa Chile. Durante casi todo el partido jugado en Viña del Mar el equipo albo careció de nervio y sólo despertó a ratos, en los pocos momentos de lucidez que necesitó para amortiguar el ímpetu de su rival.

Fue un 2-1 que -sumado al mismo marcador registrado en el duelo de ida- totalizó un global de 4-2 que deja al equipo albo expectante de que a través de un posible título en esta Copa Chile logre sacar pasajes a la Copa Libertadores en caso de que no finalice segundo en el torneo nacional.

Sin Mario Salas en la banca -cumpliendo castigo recluido en una caseta de prensa- y con cinco titulares menos, Colo Colo mostró las mismas falencias de todo el año: un primer tiempo para el olvido y una segunda etapa en que reaccionó el tiempo preciso para poner las cosas en su lugar, logrando el empate parcial gracias a un golazo de Carlos Villanueva. Luego de la igualdad volvió a la modorra y recibió un inmerecido premio con un penal en los descuentos anotado por Javier Parraguez.

Nadie en Colo Colo pareció estar muy preocupado en el Sausalito. Ni los que estaban en la cancha ni los de la banca. Estos últimos, enfocados por las cámaras de la transmisión televisiva, lucieron relajados y a veces hasta sonrientes.

Claramente, el desahogo emocional del Superclásico pasó la cuenta. Nadie del plantel albo parecía querer más tensiones y saltó a la cancha confiado en la ventaja del primer partido. Por distintas razones quedaron fuera Cortés, Opazo, Rossi, Valdés, Bolados y Paredes. Ninguno de ellos ha mostrado mucho en los primeros tiempos, y los suplentes fueron imitadores de lujo.

Aun con varias ausencias, Everton al menos mostró empuje y deseos de torcer la llave. El trajín de su mediocampo y la velocidad de Maximiliano Cerato colorearon de oro y cielo esa primera etapa. Colo Colo tuvo una sola ocasión de gol en una escapada de Parraguez y nada más. Los viñamarinos tampoco llegaron con mucho riesgo, pero el dominio era de ellos y a través de un zurdazo de Cerato en el minuto 27 hicieron sonar la alerta.

Colo Colo reaccionó recién en la etapa final. El entrenador ayudante Fernando Gutiérrez cambió a Provoste por Villanueva, logrando hacerse por fin del partido.

No tardó entonces en llegar la paridad. En el minuto 56 un ataque por la izquierda de Mouche terminó con un pase al centro. La pelota estaba a 26 metros del arco viñamarino y fue empalmada por Villanueva, cuyo derechazo a 83 kilómetros por hora se alojó en el ángulo superior izquierdo del portero Campestrini.

El control albo duró no más de 10 minutos. Luego, Everton retomó la manija y se acercó al arco de Melo a costa de centros rechazados siempre por la defensa alba. En los descuentos una mano del evertoniano Berríos permitió a Parraguez anotar un 2-1 que a esas alturas estaba de más.

Fue un partido sin emociones. La única preocupación la provocó Esteban Paredes -ingresado avanzado el encuentro para que estirara las piernas- que a pocos minutos del término sufrió una molestia en su rodilla izquierda al trancar un balón y terminó jugando vendado el epílogo.

PORMENORES

Copa Chile

Cuartos de Final. Partido de vuelta.

Estadio: Sausalito de Viña del Mar

Público: 7.300 espectadores

Árbitro: Christian Rojas

Everton (1): C. Campestrini; B. San Juan, S. Pereira, C. Suárez, D. Zúñiga; B. Berríos, D. Orellana (78′ S. Vergara), B. Carvallo (66′, G. Freitas); P. Sánchez (56′, W. González), I. Díaz, M. Cerato.

Colo Colo (2): D. Melo; F. Campos, J. Barroso, J. Insaurralde, R. de la Fuente; C. Carmona (75′ I. Rossi), B. Provoste (46′, C. Villanueva), G. Suazo; I. Morales (67′, E. Paredes), J. Parraguez, P. Mouche.

Goles: 1-0, 27′, Cerato (E); 1-1, 56′, Villanueva (CC); 1-2, 90+6′, Parraguez (penal) (CC).

Tarjetas amarillas: De la Fuente, Carmona, Suazo, Provoste, Morales (CC); Campestrini (E)