Colo Colo dio pena en el Chinquihue

El cuadro albo fue superado absolutamente por Deportes Puerto Montt, que se impuso por 2 a 0 y dejó ir otras tantas oportunidades de haber concretado un marcador de escándalo. Si el “Cacique” es un cuadro mediocre con todas sus figuras en cancha, cuando estas faltan el asunto es para llorar a gritos. Se produce una sobre abundancia de pataduras.

Si con plantel completo y todas sus figuras en cancha Colo Colo ha demostrado hasta aquí ser un equipo bastante mediocre durante el Torneo Nacional, no es muy complicado imaginarse lo que puede ser cuando, por diversas razones, sufre la carencia de varios titulares: un completo desastre, un equipo sin pies ni cabeza que en su paso por el Chinquihue dio pena, cayendo inapelablemente por 2 a 0 frente a Deportes Puerto Montt e hipotecando en gran medida sus posibilidades de clasificar a una siguiente fase en esta Copa Chile que este fin de semana partió para los equipos de Primera A.

El Cacique afrontó este partido con lo que Mario Salas pudo tener a mano. Lesionados Valdivia, Paredes, Valdés, Orión y Carmona; en la Sub 23 Suazo, Morales y Alarcón, y con Cortés, Opazo y Pavez en el plantel de la Roja para Copa América, Colo Colo dispuso de un equipo que constituyó un desastre de principio a fin.

Con una delantera incapaz de hacer un gol, así hubieran jugado dos horas más, y con un mediocampo deficiente incluso para una competencia juvenil, Colo Colo podía en teoría sólo mostrar un bloque posterior que, por su oficio, podía dar cierta confianza. Campos, Zaldivia, Insaurralde, y un retornado De la Fuente, se antojaban garantía para contener a un cuadro de buena campaña en el torneo inferior, pero que tendría que sentir -esto también en teoría- el peso de tener que enfrentar al cuadro popular y sub líder del Torneo Nacional.

Ni siquiera el bloque posterior albo estuvo a la altura. Por el contrario: los cuatro del fondo cumplieron una actuación tan desastrosa como la del resto de sus compañeros. Y mientras en Deportes Puerto Montt cuesta encontrar puntos bajos, en Colo Colo la triste realidad es que no se salvó ninguno.

El primer tiempo fue una completa pesadilla alba. El cuadro local se fue ganando apenas 1-0, pero lo cierto es que nadie podría haberse sorprendido, y mucho menos escandalizado, si esa primera etapa hubiese terminado 3-0 a favor de Deportes Puerto Montt.

Con una marca pegajosa en todos los sectores del campo, y que se acentuaba en la mitad de la cancha, Puerto Montt no permitía que Colo Colo tuviera la pelota con cierta comodidad. El local reducía a la mínima expresión al novel trío de mediocampo albo, conformado por Villanueva, Provoste y el debutante absoluto Soto. Los pobres muchachos, sin grandes aptitudes para el fútbol, eran superados una y otra vez cuando intentaban marcar y peor se veían con la pelota en los pies.

¿Qué se les vio como para integrar el plantel mayor de Colo Colo? Puede exculparse a Brian Soto, el volante de contención que por primera vez en su carrera aparecía en el primer equipo, pero lo de Villanueva y Provoste a estas alturas resulta del todo patético. Desde Guede y hasta ahora con Salas, pasando por Héctor Tapia, han tenido muchas oportunidades de demostrar su valía, pero una y otra vez defeccionan, cubriendo con un manto de duda el trabajo que se está haciendo con las inferiores albas.

Del ataque, poco que rescatar. Costa es un “cacho” y no se entiende por qué Salas lo trajo y, lo que es peor, por qué sigue confiando en él. Parraguez, por otro lado, carece por completo de habilidad, lo mismo que Vilches. En suma, Colo Colo dependió completamente de un Mouche que, contagiado con la mediocridad de todos, terminó sumándose al desastre general.

Sin grandes luces, que no cabe esperarlas de un cuadro de Primera B, Deportes Puerto Montt parecía equipo alemán frente a los once fantasmas que Salas puso en cancha. Porque cortando una y otra vez los tímidos balbuceos albos, que más bien era mudez total, porque Colo Colo en todo el partido prácticamente fue incapaz de enhebrar una jugada de mérito, mediante trazos largos y al vacío sacudía una y otra vez un bloque posterior que no sabía atar ni desatar.

Esa superioridad Deportes Puerto Montt la expresó desde temprano. Iban apenas 4 minutos cuando Souper, un jugador de zurda más que interesante, agarró la pelota por la banda derecha y no se le pudieron quitar más, hasta que a la entrada del área le puso la comba justa para que el balón se cerrara y se metiera en el arco de Melo junto a un palo.

Si Colo Colo quiso reaccionar, y eso es más que seguro, nunca pudo. No tenía ni jugadores ni juego. Por el contrario: Melo, en esa primera etapa, se salvó tres o cuatro veces.

A poco de reanudarse el encuentro, Puerto Montt dio el golpe de gracia. Volvió a perderla Colo Colo en la salida y el zurdo Souper le metió el pase profundo y medido a Lemmo, que hasta tuvo tiempo de medir el disparo que batió completamente a Melo.

Y que Colo Colo agradezca que, a favor de su ventaja, y tal vez reservando energías para la revancha, Deportes Puerto Montt sacó el pie del acelerador. Prefirió una actitud menos ofensiva, dejando la posibilidad de gol entregada a algún contragolpe. Que los tuvo en más de una oportunidad, pero sin la precisión necesaria para haber aumentado una cuenta que ya era tranquilizadora.

Colo Colo, sin ideas ni la más mínima jerarquía, apenas mostró aproximaciones, pero en cuanto a posibilidades claras de anotar, cero.

Nada de bien pinta para Colo Colo el encuentro de revancha. Para seguir con vida en esta Copa Chile necesita de un triunfo categórico. Un mínimo de 3-0. Pero con el plantel que le queda, y el juego que puede desplegar con tanto patadura en cancha, las esperanzas de seguir avanzando en un torneo que mal que mal entrega un cupo para Copa Libertadores, son más que limitadas.

PORMENORES

Torneo Copa Chile. Segunda fase.
Estadio: Chinquihue, de Puerto Montt.
Público: 9.480 espectadores.
Arbitro: Juan Lara.

D. PUERTO MONTT: Castillo; Alucema, Rodríguez, Cornejo, Subiabre; Bustamante, Pozo (90+7’ Aquino), Souper, Barroihlet; Lemmo, Gauna.

COLO COLO: Melo; Campos, Zaldivia, Insaurralde, De la Fuente (77’ Gutiérrez); Villanueva (82’ Bolados), Soto (58’ Vilches), Provoste; Costa, Parraguez y Mouche.

GOLES: Souper a los 4’ y Lemmo a los 54’.

Tarjetas amarillas: Gutiérrez, en Colo Colo.