“Colo Colo es hijo de Magallanes”: la historia de ambos equipos que reflota previo a la Supercopa

Este domingo 15 se disputará la final entre albos y albicelestes, campeones de la Primera División y Copa Chile 2022, respectivamente, quienes comparten un hecho que se remonta al año 1925, cuando se fundó el “Cacique”.

Por PEDRO LIENQUEO / Foto: ARCHIVO

Este domingo 15, a las 19:00 horas, se jugará la Supercopa entre el campeón de la Primera División, Colo Colo, ante el monarca de la Copa Chile, Magallanes, en el estadio Sausalito de Viña del Mar.

Ambos equipos son tradicionales en el fútbol chileno y tienen una historia en común. Como es sabido, el “Cacique” se fundó el 19 de abril de 1925 en el estadio El Llano, por jugadores provenientes de Magallanes, liderados por David Arellano, quienes se fueron molestos del club porque la dirigencia de los albicelestes no atendía sus demandas de modernizar la práctica del deporte.

“Vámonos, Quiñones. Que jueguen los viejos”, fue la frase que emitió Arellano al momento de renunciar a los “carabeleros”, de acuerdo a lo que han recopilado diversos historiadores deportivos.

Aquel hecho fue un gran golpe para el contexto del fútbol chileno. Magallanes era uno de los equipos más laureados y populares en ese entonces y tuvieron que iniciar el campeonato Metropolitano de 1925 con ese problema.

Por otro lado, Colo Colo comenzaba a formarse con la intención de revolucionar la disciplina con una moderna manera de jugar. Al mismo tiempo, se les apodaba como “los rebeldes”, por el atrevimiento que hicieron, y como los “magallánicos”, por parte de quienes querían desprestigiar al nuevo club. Y su planificación fue un éxito, debido a que fueron campeones del torneo de manera invicta (de 11 partidos jugados, ganaron 10 y empataron uno) y dejaron fuera de carrera a los albicelestes, que año a año se perfilaban como candidatos.

SU PRIMER ENFRENTAMIENTO

Es en ese campeonato amateur de 1925 que se enfrentaron por primera vez. Según el libro “Por Empuje y Coraje”, de Sebastián Salinas, el partido se jugó en el Campos Sports de Ñuñoa y fue “áspero y disputado”. El ejemplar citó una nota de la antigua revista Los Sports para narrar los detalles del juego y usó como ejemplo el desempeño de Wittke, jugador de Magallanes, quien empleó “recursos inaceptables para cualquier jugador de cuarta división, y condenables, por supuesto, en un ex internacional”. Además, destaca la expulsión de Ortega, por patear al portero colocolino, Eduardo Cataldo, mientras protegía el balón. Finalmente, los albos se impusieron por 2-0 con goles de Luis Contreras y David Arellano y desde ahí en adelante los partidos que disputaban ambos equipos comenzaron a ser clásicos.

Es más, en el año 1933, cuando comenzó el profesionalismo en Chile, la primera final fue entre Magallanes y Colo Colo, donde los albicelestes terminaron ganando 2-1 y se quedaron con el título. Durante esa década, junto a Audax Italiano, eran los principales protagonistas de los torneos al pelear mano a mano el primer lugar.

La historia dice que Magallanes luego se quedó con los títulos de 1934, 1935 y 1938, las tres veces con Audax Italiano como subcampeón. Colo Colo recién en 1937 pudo ganar su primer título profesional al quedar como líder de ese torneo y dejar como escolta a los “carabeleros”. Más tarde, en 1939, los albos obtuvieron su segunda presea.

EL HIJO SE IMPONE AL PADRE

Desde su fundación, Colo Colo comenzó a tener arraigo popular y se consolidó en lo deportivo al ser protagonista de cada torneo. Por otro lado, Magallanes, paulatinamente, fue bajando su rendimiento a tal punto que, en los años 1960, 1975 y 1986, descendió a Segunda División. También acumula pasos por la Tercera División, reflejando la sequía de éxitos. Esas diferencias hicieron que el “clásico” fuera desapareciendo de la cultura futbolística.

Su último enfrentamiento por el Campeonato Nacional fue el 19 de octubre del 1986. En ese partido, que se disputó en Santa Laura, Colo Colo se impuso 3-0. Mientras que la última vez que se vieron las caras en una Copa Chile fue en 1992. En esa instancia, ambas escuadras integraron el grupo D: en la ida, la “Academia” ganó 2-1 y en la vuelta empataron 2-2.

De acuerdo a la estadística de TNT Sports, han disputado 149 partidos, dentro de los cuales los albos acumulan 76 victorias y Magallanes 34.

Este domingo los de Pedrero podrían acumular otro de los tantos títulos que tienen en sus vitrinas, pero la “Academia” trabaría esas intenciones si continúa con el ritmo que hizo que consiguieran los títulos de Primera B y Copa Chile.