Colo Colo se afirmó mucho mejor con el aguacero y el barro: 3-0

En un partido desvirtuado por las pésimas condiciones climáticas, y en una cancha donde costaba un mundo jugar, el Cacique pegó de entrada y concretó una victoria clara, que lo mantiene en solitario al tope de la tabla. Deportes La Serena fue muy poco rival.

Por EDUARDO BRUNA / Foto: AGENCIA ATON

En un partido en buena medida desvirtuado por el factor climático, Colo Colo supo afirmarse mejor en una cancha muy difícil de transitar, venció claramente por 3-0 a Deportes La Serena y se mantuvo como líder absoluto del torneo.

Es que fue mucha el agua caída entre sábado y domingo y las canchas nuestras, con pocas excepciones, no son capaces de absorber la lluvia como lo hacen, por ejemplo, las canchas europeas. Más allá de todo lo que se trabajó previo al partido, el terreno de juego dejaba en claro que de fútbol neto y puro era poco lo que iba a poder ver. Si el fútbol es de por sí el reino de lo imprevisto, las pozas y el barro presagiaban que cualquier cosa podía pasar.

De hecho, Colo Colo abrió la cuenta al minuto de juego luego que al lateral derecho serenense, Ferrario, se le escapara por el lateral un balón que parecía fácil. El mérito de los jugadores albos fue que aceleraron el servicio y el balón, recibido por Suazo, se transformó en un buen pase para Costa, que entraba sin marca. La misma cancha, sin embargo, provocó que el último toque del peruano-uruguayo le resultara muy largo y que fuera a dividir con el meta López. El rebote le quedó servido a Lucero, que anotó sin problemas en el área chica.

Ponerse en ventaja en un partido con tales características y dificultades es ciertamente impagable. Porque, primero, el rival se va obligado a salir; y segundo, porque en tales condiciones climáticas va a ser doblemente dificultoso desarrollar un buen fútbol. La pelota corría mucho más rápido que  lo habitual o, por el contrario, se frenaba en una de las innumerables pozas que poco a poco se fueron formando.

Para suerte de Colo Colo, y desgracia de Deportes La Serena, Solari, que no venía jugando bien, recuperó la memoria y, sobre los 15 minutos, se mandó una jugada individual casi calcada que aquella de Talca frente a la Universidad de Concepción, gol que salvó al Cacique de irse a la B. Eludió a su marcador, dejó como poste al que salió a marcarlo y metió el derechazo bajo que batió por completo la resistencia de un López completamente entregado.

No sin problemas, Colo Colo se manejaba mejor en el agua y en el barro. Con Falcón como estandarte, los jugadores albos entendieron desde temprano que no había que complicarse. Se hacían de la pelota y, si no había nadie destapado y con posibilidades de recibir y tenerla, le pegaban fuerte y para adelante. Y si había que mandarla fuera, ninguno se ponía colorado.

Deportes La Serena, ante ese panorama, no sabía atar ni desatar. Sus hombres fallaban reiteradamente porque nunca, o pocas veces, le encontraron al partido el tono justo para desenvolverse de forma mejor. Sólo el ”Chupete” Suazo, pero lejos del área, defendía mejor la pelota y sabía pasarla con más acierto. Lo del elenco serenense fue tan pobre en esa primera etapa que el meta albo, Brayan Cortés, jamás pasó ni la más leve zozobra.

Para colmo, el VAR terminó por hundir al cuadro “papayero”. Jorquera le pegó una violenta patada en el rostro a Suazo por querer despejar un balón y Piero Maza, árbitro del encuentro, en primera instancia sólo marcó el tiro libre y le mostró al volante la correspondiente amarilla. Sin embargo, la repetición de la jugada le dejó al pito meridianamente claro que la incidencia había tenido lugar dentro del área.

Costa, que el parecer será el encargado de aquí en adelante, toda vez que Colo Colo venía de varias frustraciones respecto de la pena máxima, le pegó fuerte y casi al medio, batiendo por tercera vez a López y sentenciando prácticamente el partido.

Algo mejoró Deportes La Serena en la segunda etapa. Por lo menos, el muchacho Fuentealba estrelló un tiro en el travesaño y al “Chupete” se la trabaron justo al momento de rematar, transformando en tiro de esquina lo que era un descuento.

Pero Colo Colo también pudo aumentar. Zavala, ingresado por Solari, llevó reiteradas cargas por la banda derecha, se perdió un gol increíble y sus centros al área fueron despejados en última instancia. Oroz, ingresado por el argentino Bauzat, de correcto partido, anotó incluso el cuarto, empalmando en su estilo un centro de Lucero, pero la conquista también fue anulada por el VAR. La jugada fue tan justa, tan milimétrica, que habría sido legítima de haber calzado un par de tallas menos.

PORMENORES

Campeonato Nacional. Partido válido por la fecha 17.

Estadio: Monumental.

Público: 6 mil espectadores, aproximadamente.

Arbitro: Piero Maza.

COLO COLO (3): Cortés; B.  Gutiérrez, Falcón, Zaldivia, Navarro; Costa (81’ Soto), Portilla, G. Suazo; Solari (69’ Zavala), Lucero (81’ Bolados), Bouzat (69’ Oroz).

D. LA SERENA (0): López; Ferrario (27’ Herrera), Brito, Alarcón, Díaz (Víctor Ramón); Carreño, Erbes, Jorquera (46’ Andrada), Dittborn (65’ Quiñones); H. Suazo y Fuentealba.

GOLES: Lucero al minuto, Solari a los 15’ y Costa (penal) a los 24’.

Tarjetas amarillas: en Colo Colo, Navarro, Portilla y Lucero; en  La Serena, Herrera, Carreño, Erbes, Fuentealba, Quiñones y Jorquera.

Revisa el compacto: