Colo Colo se opone a la transformación de la ANFP en otra Sociedad Anónima Deportiva

“El Club Social y Deportivo Colo Colo ha sido víctima de demasiados abusos y desdenes de parte de Blanco y Negro como para que estemos dispuestos a seguir aguantando pasivamente este clima de impunidad en que se mueven las Sociedades Anónimas de nuestro fútbol. Si el aparato estatal está dispuesto no sólo a no cambiar el actual estado de cosas, sino incluso a profundizarlo, desde ya lo advierto: el club por ningún motivo aceptará que ahora se pretenda transformar en otra Sociedad Anónima Deportiva a la Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP)”.

Fernando Monsalvez, abogado, presidente del Colo Colo histórico y verdadero, está molesto y se le nota. Respaldó la renuncia de Alejandro Zúñiga, dirigente del Club Social y Deportivo, a la comisión de fútbol constituida por la regencia de Blanco y Negro, aunque aclara que “él sigue formando parte, en representación del club, del directorio de la concesionaria. Aunque al interior de ese organismo no tengamos ningún peso, porque sólo somos dos frente a los siete miembros del directorio que preside Blanco y Negro, no estamos dispuestos a dejarles el campo libre. Queremos ser al menos la voz crítica, la esperanza de los colocolinos en un futuro mejor”.

Consultado acerca de sus declaraciones de mayo de 2015, cuando señaló que “Mosa no es un personaje confiable para nosotros”, Monsalvez señala que “lo que apunté en aquella oportunidad, cuando este señor estaba recién asumiendo la presidencia de Blanco y Negro, se confirmó plenamente con el paso del tiempo. Su gestión ha estado marcada por la misma prepotencia, ineptitud y desprecio con que han actuado dirigencias anteriores de la concesionaria, con el agravante de que el señor Aníbal Mosa es impredecible y dueño de actitudes dictatoriales”.

Recuerda Monsalvez la forma como se destituyó a José Luis Sierra de la banca alba, el despido de Julio Rodríguez como preparador de arqueros y el de Rodolfo Madrid como técnico de las series menores. Y está en eso cuando, un integrante del cuerpo técnico del club, con 30 años de servicios en el Monumental, se acerca para contarle que “me bajaron de las labores que cumplía con el primer equipo a trabajar con los muchachos de cadetes. A mí no me importaría tanto, porque después de todo sigo con pega y hago lo que me gusta, pero el problema es que en el último sueldo, inexplicablemente, me pagaron algo así como 100 lucas menos. Podría ir a la Inspección del Trabajo, pero eso me significaría de seguro quedar cesante”.

Monsalvez lo escucha. Le dice: “Veamos qué podemos hacer, aunque sabes que no puedo prometerte nada”. Tras cartón, expone el caso a sus personeros de confianza. Luego, retoma la entrevista exclusiva a la Revista El Ágora:

– A uno le podría gustar o no cómo jugaba Colo Colo con el “Coto” Sierra en la banca, pero lo que le hicieron no estuvo bien. Eso de contratar otro entrenador antes incluso de cesarlo fue muy feo. José Luis es un caballero, fue parte de este club, y claramente no se merecía algo así. A pesar de que políticamente hablando ambos estamos en las antípodas, siempre tuvimos una muy buena relación, al punto que hoy sigo contactándome con él, más allá de que ahora se esté desarrollando profesionalmente en Arabia Saudita”.

-¿Por qué dice usted que el Club Social y Deportivo Colo Colo se va a oponer a que la ANFP se transforme también en Sociedad Anónima?

– Porque veo con preocupación que, para el día 20, en las dependencias del nuestro antiguo Congreso Nacional, está fijado un seminario que tratará el tema de las Ligas Profesionales en Chile. Claramente, tiene que ver con el fútbol. Y claramente, también, el objetivo es uno solo y primordial: convertir también a la ANFP en otra Sociedad Anónima. ¡Como si el sistemita este hubiera resultado una maravilla, la panacea que se prometió…! En lugar de ver que hace agua por todos lados, de que ha resultado un absoluto fracaso y se ha prestado para todo tipo de abusos, y en consecuencia cambiarlo, se pretende profundizarlo. ¿Qué lógica tiene eso?

-¿Usted cómo interpreta el hecho?

– A veces pienso que tenemos autoridades que no saben nada de nada y, lo que es peor, no les interesa saber. A veces pienso que es pura ineptitud. Pero como esto es tan reiterativo y generalizado, uno no puede sino llegar a una conclusión peor: lo saben todo, pero no sólo no hacen nada por cambiar o enmendar, sino que se suman en forma entusiasta a la podredumbre que estamos viendo y sufriendo porque ellos también aspiran a subirse al mismo carro. Ahí tenemos el claro ejemplo de nuestro actual canciller, Heraldo Muñoz, que cuando fue ministro secretario general del gobierno de Ricardo Lagos contribuyó en forma por demás entusiasta a entregarles el fútbol a los privados, quitándoselo a los verdaderos hinchas, y al parecer no tiene ni el más mínimo rastro de arrepentimiento o de culpa por la barbaridad cometida.

AnibalMosa_EstebanPavez_ColoColo

-¿Por qué lo dice?

– Porque domingo a domingo podemos verlo acompañando a Aníbal Mosa en el palco especial que este posee en el Monumental. El, que se dice colocolino, ¿no sabe que le robaron el club? ¿No sabe que la concesionaria se adueñó del estadio sin pagarle al club ni un solo peso en arriendo en todos estos años? ¿No sabe que tienen destruidas las series menores? ¿Ignora que estos señores impiden que formemos ramas deportivas no profesionales que a ellos no les interesa fomentar porque lo estiman un gasto innecesario? ¿No sabe que incluso tratan de impedirnos el uso de los emblemas del club? Claramente, lo sabe, pero es tan rico ver los partidos gratis y atendido a cuerpo de rey… No me extrañaría, por lo mismo, que entre los “cerebros” de este seminario haya alguno que más adelante aparezca contratado en alguna gran empresa de alguno de estos señores.

-¿Y usted tiene información sobre quién puede ser alguno de estos “cerebros” para lograr convertir a la ANFP en una Sociedad Anónima más?

– Por lo que sé, al señor Rodrigo Medina Jara, jefe del Departamento Jurídico del Ministerio del Deporte, le cabe un papel fundamental en este seminario y sus objetivos. Vista la experiencia, no sería raro que al cabo de un tiempo veamos a este abogado en el sector privado, disfrutando de las bondades del sistema mientras el fútbol continúa hundiéndose.

– Volviendo al tema, ¿cómo puede impedir Colo Colo que la ANFP sea también transformada en Sociedad Anónima?

– La llegada de Blanco y Negro, como le decía antes, significó que el club lo perdiera todo. Un hecho claramente abusivo, pero frente al cual hasta la justicia se ha puesto de parte de los abusadores. Mientras dure esta concesión –y espero que los años pasen lo más rápidamente posible- tenemos que resignarnos a que Blanco y Negro tenga el uso y goce de todos nuestros bienes, tangibles e intangibles. Sin embargo, lo que no pueden hacer es “disponer” de un bien, en este caso nuestros derechos federativos, por lo que, planteada la posibilidad de esta transformación, nos vamos a oponer con toda la fuerza que nos franquea la ley. A lo mejor la maquinaria legal, montada para ellos, sigue actuando a favor de ellos. Pero al menos vamos a trabar durante harto tiempo este nuevo atentado.

– Usted dice que Blanco y Negro tiene el uso y goce de los bienes de Colo Colo, pero eso es algo a lo que, más allá de derrotas en tribunales, me imagino no se han resignado.

– Por supuesto que no. La anterior administración del club, encabezada por Raúl Labán, inició contra Blanco y Negro un juicio con dos aristas claras: obtener el reconocimiento de que el estadio nos pertenece y que por lo tanto la concesionaria debe pagarnos por el arriendo, y que las series menores, por no ser profesionales, deben estar a cargo del Club Social y Deportivo y no de la concesionaria. Nos representaban los abogados Ramón Briones y Hernán Bosselin, pero tras perder en primera instancia dejaron el caso. Con nuevos profesionales, estamos recurriendo a la Corte de Apelaciones.

– ¿Y cómo logró un fallo favorable Blanco y Negro en circunstancias que es tan claro que el estadio pertenece a la Inmobiliaria, mayoritariamente del club, y que las series cadetes no son profesionales y por lo tanto no tienen por qué caer dentro de su ámbito de acción?

– Porque al ser un juicio civil no existen, en esta instancia, los alegatos. Blanco y Negro presentó, como integrante del Club Social y Deportivo Colo Colo, a un señor que se dijo socio y que respaldó la postura de la concesionaria. En otras palabras, que el contrato de concesión le entregaba todo a Blanco y Negro. Se trata de José Tomás Errázuriz, reconocido hombre de Leonidas Vial. Acudimos a la Corte y confiamos que ahora que se puede litigar podremos obtener un fallo favorable a los intereses del club.

– ¿Cuál es su opinión de Pablo Guede?

– Que, respaldado por Aníbal Mosa, ha hecho lo que ha querido en el club, invadiendo incluso ámbitos que claramente no le competen. Para su fortuna, la campaña del equipo a nivel local hasta ahora lo avala, pero su genialidad como técnico quedó al desnudo en la Copa Libertadores, donde una vez más Colo Colo apenas alcanzó a participar. Después de diez años, Blanco y Negro aún no cumple con el equipo fuerte, poderoso y competitivo que demagógicamente nos prometió a los colocolinos.

– Sin inversión, es difícil.

– Pero qué podemos esperar, si esta gente ni siquiera invierte en cosas básicas. Vea usted las instalaciones para las series menores. Están ruinosas y son las mismas que existen desde la década de los 80. Por dentro son mucho peores. Son antihigiénicas, los hongos están por todas partes. Pero a ellos las series cadetes no les interesan. Y se da, además, el hecho aberrante de que ni los chicos ni algunos de los integrantes de los cuerpos técnicos conocen en lo más mínimo la historia del club. Frente a esa realidad nos hemos rebelado, organizando charlas en que, como Club Social y Deportivo, les mostramos lo que ha significado para el fútbol chileno la institución a través de los años. ¿Qué les puede importar a estos señores, colocolinos de última hora, la rica historia del club?.

– ¿Cuánto ha pagado Blanco y Negro de la deuda que el Servicio de Impuestos Internos le inventó a Colo Colo para que la ilegal quiebra decretada quedara inamovible?

– Nada. Es decir, durante todos estos años la concesionaria sólo ha pagado los intereses. En otras palabras, la deuda que se nos inventó ha crecido. No mucho, es cierto, pero ha crecido. Y eso también es un incumplimiento grave. Otro más.

-¿Qué piensa Colo Colo de la venta del Canal del Fútbol?

– Que, si se concreta, va a significar el desastre final. Lo más probable es que los regentes de los clubes se lleven el dinero a sus cuentas corrientes personales. Después de esta negociación, el fútbol va a tener que partir de cero, con todas las graves consecuencias que ello implica.

– Viendo la lenidad, incluso la complicidad de los organismos gubernamentales frente a este fiasco que han resultado las Sociedades Anónimas Deportivas, ¿qué cree usted que se puede hacer?

– Cualquier cosa, menos quedarse de brazos cruzados. Como Colo Colo estamos organizando, para el 28 de mayo, una marcha nacional que exija que el club retorne a sus socios y a sus hinchas, de donde nunca debió haber salido. Pretendemos un acto multitudinario destinado a remecer las conciencias y que les demuestre a nuestras autoridades que la gente genuina del fútbol ya está harta de este sistema. Es un acto nuestro, es verdad, pero creemos que muchos hinchas de otros clubes –tan abusados y aburridos como nosotros- se nos pueden unir para pedir que esto termine de una buena vez.