Colo Colo: sólo la satisfacción del triunfo

El partido se vendió como un adelanto, un ensayo de la final de la Copa Chile. No lo fue, porque tanto Pablo Guede como Pablo Sánchez, directores técnicos de Colo Colo y Everton, respectivamente, se guardaron jugadores clave en sus formaciones habituales.

La victoria del Cacique por 4-2, por lo tanto, no permite sacar conclusiones de ninguna especie, como no sea confirmar el buen momento que vive Garcés en el arco albo, la explosión de un jugador que, como Brayan Véjar, hay que tener en cuenta, y el que el Cacique con su actual cuerpo técnico piensa darle “tiraje a la chimenea” cuando las circunstancias así lo permitan.

Esto último porque Guede, en la segunda etapa, hizo debutar dos chicos que aún no cumplen los 18 años: Olhsson y Provoste. Y aunque ninguno de ellos brilló, algo deben tener para que un entrenador como el albo se haya atrevido a ponerlos en un partido que nunca estuvo asegurado.

Contra todo pronóstico, fue Everton el que abrió tempranamente la cuenta. Y es que en esos diez minutos iniciales parecía que era el dueño de casa quien, a través de sus aproximaciones, podía ponerse en ventaja.

Un tiro de esquina rechazado por la defensa alba fue capturado unos metros más allá de la medialuna por el lateral viñamarino Leyton, quien conectó un furibundo derechazo cuya extraña parábola desconcertó a Garcés.

Obvio que, habiendo intensidad y marca, esta nunca alcanzó la estrictez de un partido en que los puntos y el triunfo son realmente importantes. Eso se tradujo en sucesivas jugadas de riesgo en ambas áreas y posibilitó que Colo Colo emparejara las acciones apenas dos minutos después del tanto de Leyton. Un tiro libre servido por Fernández fue pivoteado por Valber Huerta, a la cita no llegó a tiempo Zaldivia, pero sí Vilches, quien con un zurdazo en la boca del arco dejó sin opción alguna a Lobos.

Que el partido no mostraba las habituales amarras lo dejó en claro, además, el trabajo de ambos arqueros. Mientras Garcés se lucía enviando al corner un violento remate de Suárez,en el otro extremo Lobos tenía que exigirse al máximo para evitar ser batido por disparos cruzados de Fierro y Vilches.

Colo Colo se puso arriba gracias a un error de Lobos, que frente a un centro desde la derecha, de Zaldivia, resolvió de la peor manera, dándole al balón un manotazo que dejó el balón servido para que Fernández lo hiciera llegar a la red mediante vistoso “globito”. Y apenas un minuto después, pareció que el Cacique lo liquidaba, luego que Vilches, por fin de buena actuación, le metió un ajustado pase profundo a Véjar que venció el achique del meta viñamarino con tiro cruzado.

En los descuentos de la primera etapa, sin embargo, el partido volvió a abrirse, luego que, tras otro tiro de esquina, Suárez finiquitara un gran pivoteo conectando el balón de sobrepique.

Fue entonces que Colo Colo comenzó a sufrir, porque Everton salió con todo en procura de la paridad. Si no la consiguió fue gracias a Garcés, que primero le detuvo un penal a Cerato (falta de Zaldivia al mismo delantero), y luego se la sacó de los pies al propio Cerato, quien había recibido en el área completamente destapado.

Hasta su cuota de fortuna tuvo el meta albo, figura de su cuadro junto a Véjar. Porque en el minuto 61 un disparo de Ponce fue a dar contra el vertical cuando la opción de Garcés era nula.

En eso estaban, con Everton atacando sin pausas y con Colo Colo defendiéndose con uñas y dientes cuando Véjar, más allá de Garcés la figura del partido, capturó un rechazo a la salida de su área y desde allí inició un carrerón de 70 u 80 metros en que no lo pudo parar nadie.

El proveniente de Huachipato definió como el más avezado de los delanteros. A lo Alexis, a lo Paredes. Enfrentó a Lobos y, amagando el remate violento, lo superó limpiamente picándole el balón por sobre el cuerpo.
Se jugaba el segundo minuto de descuento y asunto liquidado.

Pero ninguna conclusión es posible sacar de este partido pensando en la final del miércoles 14, en el Estadio Nacional. Tal vez se puede apuntar el que, con este triunfo, Colo Colo le cortó al “Vitamina” Sanchez una llamativa racha de 12 partidos sin conocer la derrota.

Tanto Guede como Sánchez saben que, con sus mejores cartas en la cancha, la definición será absolutamente abierta.

PORMENORES

Torneo de Apertura. Fecha catorce.
Estadio: Monumental.
Arbitro: Christian Rojas.
Público: 9.824 espectadores.

COLO COLO: Garcés; Zaldivia, Pavez (46´ Olhsson), Huerta; Fierro, Araya, Valdés, Véjar; Fernández (53´ Provoste); Morales (55´Rivero), Vilches.

EVERTON: Lobos; Leyton, Blásquez, Suárez, Peñailillo; Velásquez, Medel (66´ González), Rojas; Ponce (73´ Alucema), Orellana y Almeida (46´ Cerato).

GOLES: Para Colo Colo, Vilches a los 13´, Fernández a los 42´ y Véjar a los 43´ y 90´. Para Everton, Leyton a los 11´y Suárez a los 45´.

Tarjetas amarillas: En Colo Colo, Zaldivia, Pavez, Araya y Fierro. En Everton, Blásquez.