Columna de Claudio Bossay: Otro ejemplo de despilfarro en las corporaciones, uno más de Santiago 2023  

Lo extraño es que el Estado recibió y aprobó la rendición de estos recursos y de los informes presentados, los cuales claramente son inadecuados o insuficientes a simple vista.

Por CLAUDIO BOSSAY / Foto (referencial): ARCHIVO

Luego de insistir en variadas ocasiones por una serie de estudios financiados por la Corporación Santiago 2023, y tras completar el proceso de solicitud de información vía Consejo para la Transparencia, puedo informar que el Estado financió un informe de cinco páginas por 18 millones de pesos, destinado a la creación de un «protocolo metodológico de estudio para afinar el legado de los Juegos Santiago 2023» (*).

Además, se asignaron 32 millones de pesos para la realización de otro estudio sobre el “Legado de los Juegos Santiago 2023”, y que contó de 58 entrevistas, de las cuales 37 fueron a directivos o administrativos de la misma Corporación Santiago 2023.

Lo más extraño es que el Estado recibió y aprobó la rendición de estos recursos y de los informes presentados, los cuales claramente son inadecuados o insuficientes a simple vista. A esto se suman antecedentes significativos sobre la manera en que se originaron estos recursos para los estudios.

En primer lugar, no se llevó a cabo un proceso de licitación abierto; en cambio, se encargaron directamente a la Universidad de Santiago cuatro estudios por un total de 100 millones de pesos, incluyendo los mencionados anteriormente y dos más sobre clima laboral.

Aunque la Corporación Santiago 2023 es una entidad privada, el Estado tiene una participación como socio y cuenta con representantes en ella. El director del Instituto Nacional del Deporte desempeña un papel crucial, no sólo como el principal financista de la Corporación, sino porque también la presidió en varias ocasiones. Pero, además, este director, en la fecha de firma de los convenios también poseía un vínculo como académico de la Universidad de Santiago y la facultad que realizó los estudios.

Autoridades del deporte, considero que es imperativo cambiar el rumbo de las políticas públicas para el deporte nacional, tal como se prometió en el programa del Presidente Gabriel Boric. Ya realizamos unos lindos Juegos Panamericanos y Parapanamericanos Santiago 2023, es hora de priorizar ya por los más de 20 millones de chilenos y chilenas.

Quiero dejar claro que esto no significa abandonar a nuestros deportistas de élite, quienes siguen necesitando apoyo, ya que entre más logros obtienen, más recursos se necesitan. Pero el Estado de Chile no puede seguir siendo paternalista en el desarrollo del deporte de alto rendimiento. Es fundamental que el sector privado se involucre más, mientras que el Estado fortalezca su rol de control y supervisión, acompañando también a las organizaciones deportivas en general, especialmente las de base.

Si bien se ha visto un aumento en el apoyo al deporte comunitario por parte del Estado en los últimos meses, aún es insuficiente. Los niveles de sedentarismo y obesidad en nuestro país siguen siendo preocupantes, y el deporte y la actividad física pueden ser herramientas clave, no sólo para mejorar la salud individual, sino también la salud social en general.

Finalmente, considero que sería prudente cambiar las estrategias de las políticas públicas para el sector de la actividad física y el deporte, comenzando por reorientar los presupuestos, fortaleciendo los programas sociales existentes y creando nuevos si fuera necesario. Pero también para un mejor avance en el programa del Presidente Boric, es esencial renovar los equipos, especialmente si hay indicios de malas prácticas.

(*) Nota de la Redacción: El estudio se encargó en junio de 2022, bajo la gestión de Gianna Cunazza como directora ejecutiva de la Corporación Santiago 2023 (17 de marzo 2022 a 2 de junio 2023).

CLAUDIO BOSSAY

Sociólogo de la Universidad de Chile, magíster en Gestión Deportiva, docente, investigador social y comunicador del deporte y la actividad física. Deportista amateur y seleccionado nacional de atletismo entre 1994 y 2003.