Columna de Erasmo López Ávila: Gert y Ximena, ¡qué bien hecha la pega!

El matrimonio del atleta chileno dos veces campeón panamericano y la atleta colombiana medallista olímpica y dos veces subcampeona panamericana le ha regalado a Chile una hija dorada, con proyecciones mundiales. Y hay otra hija que está esperando su turno.

Por ERASMO LÓPEZ ÁVILA / Foto: AGENCIAS

Conozco a Gert Weil desde hace más de 40 años, desde comienzos de los 80.

Viajamos juntos a los Juegos Odesur, Buenos Aires 1982; a los Juegos Hapoel, Israel 1983; a los Juegos Olímpicos de Los Ángeles, Estados Unidos, 1984; a los Juegos Panamericanos de La Habana, Cuba, 1991, y a los Juegos Panamericanos de Mar del Plata, Argentina, 1995.

Alguna vez jugamos un partido de futbolito en una cancha del barrio Núñez, de Buenos Aires, y saltar a intentar cabecearle una pelota en un centro aéreo era chocar contra un muro. Si no lo creen, pregúntenle a los hermanos Marcelo y Alejandro Rojas, y a los fornidos remeros del bote ocho con timonel chileno finalista olímpico en 1984, que también jugaron ese partido amistoso.

Lo acompañé por años en largas y fatigosas horas de entrenamiento en un gimnasio del Comité Olímpico en la calle San Francisco y en los fosos de lanzamientos de diversos estadios en Chile y el extranjero.

Hemos compartido muchas horas de conversaciones en aeropuertos, aviones, recintos deportivos, graderías, camarines; y lo he visto, hace menos años, muy entretenido jugando básquetbol, alternando actividades físicas recreativas con su trabajo como emprendedor en negocios privados.

Lo vi clasificarse entre los diez mejores lanzadores olímpicos de bala en Los Ángeles ’84 (cuatro años después fue sexto en los Juegos de Seúl ’88); y tres años después lo vi parado sobre el número uno del pódium de lanzadores de bala panamericanos en La Habana ’91, entonando el himno nacional con una medalla dorada colgando de su cuello. Cuatro años antes había logrado el mismo premio en Indianápolis 1987.

La familia Weil-Restrepo en una foto de hace un par de años / ARCHIVO

También conozco a Ximena Restrepo desde que en esos mismos Juegos de La Habana ’91, donde ya pololeaba con Gert, fue medallista de plata en los 200 y 400 metros. Un año después se casaron y juntos celebraron cuando Ximena ganó medalla de bronce en los 400 metros en los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992.

No muchos saben que Ximena Restrepo es, además, periodista, titulada en una universidad de Estados Unidos, y que en alguna oportunidad fue pieza clave en la producción y en las comunicaciones de ese evento solidario de la televisión chilena llamado Teletón.

Hoy Ximena es gerenta de Deportes de los Juegos Panamericanos Santiago 2023, y es, desde 2019, vicepresidenta de la poderosa Federación Internacional de Atletismo.

No hay otro matrimonio ni hogar en Chile (y quizá en Sudamérica) en el que en algún cajón estén guardadas (aunque no olvidadas), una medalla olímpica de bronce, y tantas medallas panamericanas de oro (dos), plata (tres) y bronce (una); y más de una veintena de medallas sudamericanas de todos los metales.

Esta semana, la hija mayor de Gert y Ximena, la veinteañera atleta Martina Weil, acaba de aportar un oro panamericano a esa colección familiar y luego una medalla de plata con la posta 4×100.

Los Juegos Olímpicos de París 2024 la esperan y no sería raro que los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 2028 también tengan a Martina luciendo sus rizos de oro; y a Gert y a Ximena vibrando emocionados en uno y otro ciclo olímpico.

Sin descartar que hay también una carta bajo la manga para la presente década. Franka Weil Restrepo, la segunda hija de Gert y Ximena, de 18 años, recién salida del colegio, se perfila como una notable deportista de alto rendimiento. ¿Básquetbol o atletismo? ¿En Chile o Estados Unidos? No se sabe aún.

Pero de lo que no cade duda es que Gert y Ximena… ¡qué bien que han hecho su pega!

ERASMO LÓPEZ ÁVILA

Periodista y mediador social y familiar. Egresó de la Escuela de Periodismo de la Universidad de Chile en 1971. En 1973 era reportero del diario El Siglo en La Moneda.