Columna de Patricio de la Barra: La UC y Tiago Nunes, una apuesta arriesgada

El nuevo técnico de Universidad Católica será el tercer brasileño que dirige en Chile, después de Flavio Costa en 1959 y Nelsinho Baptista, en 1999, ambos en la banca de Colo Colo y sin éxito.

Por PATRICIO DE LA BARRA, desde Brasil / Foto: ARCHIVO

Cuando se supo que el técnico brasileño Tiago Reitzaiff Nunes había sido contratado por Universidad Católica, la noticia no dejó de sorprender al medio futbolístico de este país, como lo destaca ESPN, en su página, que titula: “Después de salir del Botafogo, T. Nunes encamina nuevo destino sorprendente”.

La verdad es que llama la atención la velocidad con la que el técnico, de 44 años, consiguió empleo, luego de haber sido despedido por el Botafogo, club que lo repatrió a la espera de que diese continuidad al excelente trabajo del portugués Luis Castro, quien se dejó seducir por los petrodólares ofrecidos por el Al Nassr, de Arabia Saudita.

Sin lograr mantener el club carioca en el primer lugar, donde había llegado a tener 11 puntos de diferencia con el segundo, Nunes comenzó a ser cuestionado.

Sin rumbo, el Botafogo remató quinto, y en lugar de clasificar directo, tuvo que disputar la fase previa de la Libertadores, donde comenzó mal, con un escuálido empate ante el Aurora de Bolivia.

Eso, sumado a los pésimos resultados en el torneo estadual -donde no le alcanzó para al cuadrangular final-, fue la gota que colmó la paciencia de los hinchas, y de John Textor, propietario del club.

Con el interino, Fabio Matías, el cuadro que reveló a Garrincha, Nilton Santos, Jairzinho y otros grandes futbolistas, volvió a exhibir su mejor futbol, clasificando para la fase de grupos de la justa continental y avanzar en la Copa do Brasil.

Ese fue el último trabajo que realizó el actual comandante de la UC, que saltó a la fama luego de conquistar la Copa Sudamericana, en 2018, con el Athlético Paranaense. Cabe destacar que en el plantel del “Huracán” había jugadores de la talla del meta Santos; el zaguero Leo Pereira, actualmente en el Flamengo; el argentino Lucho González, retirado; Renán Lori y Bruno Guimaraes, ambos seleccionados brasileños y actuando en Europa; Raphael Veiga, que brilla en el Palmeiras, y Rony, también en el “Verdao”. El técnico anterior era Fernando Diniz, actualmente en el Fluminense.

Nunes, natural de Santa María, Río Grande do Sul, inició su carrera el 2010, en el Río Branco, pasando por otros once clubes, hasta asumir como técnico de la sub 20 del Athlético Paranaense, en el 2017 y la sub 23, en el 2018, el mismo año en el que fue promovido al cuadro principal, donde estuvo hasta inicios del 2019, cuando fue contratado por el Corinthians.

En el popular equipo paulista no tuvo el suceso esperado y fue dimitido antes de cumplir seis meses.

En el Gremio y el Ceará tampoco logro reeditar la campaña con el “Huracán”, y emigró a Perú, donde dirigió el Sporting Cristal, con el que clasificó para la Libertadores, siendo elegido el entrenador de mayo y agosto del futbol peruano.

Técnicamente, el sistema que suele adoptar Nunes en sus equipos es el 4-2-3-1, con cuatro jugadores en la última línea, dos volantes de marca, tres en el medio y un atacante. Todo indica que la actual UC tiene jugadores con el perfil requerido por el estratega.

Nunes estaba desempleado cuando surgió el interés del cuadro cruzado. Éste sería el tercer técnico brasileño que se aventura a dirigir un equipo chileno. Antes, en 1959, luego del Maracanazo, Flavio Costa, técnico de la selección brasileña, tuvo un corto período en Colo Colo. En 1999, 40 años después, Nelsinho Baptista, otro gran estratega, arribó al mismo club albo. Ambos no tuvieron el éxito que se esperaba.

Por la retrospectiva de Nunes, no queda otra cosa que rezar, para que tenga la capacidad suficiente como para superar la crisis de banca que atraviesa uno de los equipos más tradicionales del futbol sudamericano.