Columna de Pedro Lira Bianchi: Santiago Ford, la inmigración nos regaló un oro

El cubano, nacionalizado chileno en noviembre pasado, se transformó en el atleta más completo que participó en los Juegos Panamericanos Santiago 2023.

Por PEDRO LIRA BIANCHI / Foto: AGENCIAUNO

Para la jornada en que finalizó la prueba del decatlón del atletismo de los Panamericanos Santiago 2023, había 25.000 espectadores en el coliseo central del Estadio Nacional. Se sentía un público entusiasta y tranquilo, deseoso de ver a los integrantes del Team Chile y esa tarde del 31, especialmente acompañar al atleta cubano nacionalizado chileno Santiago Adolfo Ford Romero.

De 26 años, nacido el 25 de agosto de 1997 y profesor de Educación Física, Ford llegó a Chile hace cinco años y logró su nueva nacionalidad hace no más de nueve meses por gestiones finales de la ex ministra del Deporte Alexandra Benado.

Mucho se ha escrito sobre las razones que lo llevaron a abandonar su Cuba natal, las peripecias para arribar a territorio chileno cruzando el Caribe en avión hacia Guyana y, desde allí, la “Sudamérica caribeña”, recorrer ese país, luego Brasil y Perú, para, finalmente, cruzar la frontera norte por Tacna-Arica y establecerse en Santiago, donde no lo pasó bien en sus primeros tiempos en la capital.

Hoy, la vida de Santiago Ford ha cambiado, por varias razones. No necesariamente desde ayer, 31 de octubre, al ganar la medalla de oro del decatlón en los Juegos Panamericanos, siendo, según World Athletics, quien ocupa el puesto 65 en el ranking mundial y el lugar 19 en el ranking panamericano del decatlón.

También le cambió su estadía en Chile por haber logrado, con el apoyo de la ex ministra Cecilia Pérez, desde el 2021, el permiso técnico y humano para vivir con beca completa en la residencia deportiva del Centro de Alto Rendimiento (CAR).

Él, por haber formado una familia y ya tener un hijo, dejó de vivir en ese lugar en diciembre de 2022 y ahora tiene su beca de alimentación diaria.

En paralelo, su vida también comenzó a estabilizarse al ser contratado como profesor en el colegio San Benito de Vitacura. Desde allí califican a Santiago Ford como “un lujo de atleta y persona, con quien tenemos la suerte de contar como entrenador del atletismo”.

MEDALLA DE PLATA EN SURAMERICANO

Al afiatamiento en Chile también ayudó su medalla de plata en el decatlón, obtenida en el último Suramericano de Atletismo Adulto, realizado en San Pablo, Brasil, a fines de julio de 2023.

En ese torneo, el brasileño José Ferreira (medalla de plata en Santiago 2023), ganó el oro y venció al chileno Ford por 213 puntos. En Santiago, en cambio, la prueba fue tan estrecha que Ford logró sacarle una ventaja de 78 puntos.

En el decreto supremo 18 del Instituto Nacional de Deportes, se indica que por la medalla de plata en el Suramericano de San Pablo, Santiago Ford ha recibido la beca Proddar (del Estado) con un monto mensual de $832.064 pesos. Desde ahora, en cambio, por la medalla de oro de Santiago 2023, empezará a recibir un Proddar mensual de $1.610.502. Esto, por al menos los próximos cuatro años.

A los montos anteriores también se suma el que, a través del decreto 26 del IND, por una vez, Ford y todos los integrantes del Team Chile que ganen oro en Santiago 2023, recibirán un premio de 200 UTM. Esta cantidad multiplicada por el valor promedio de la UTM de octubre suma la cifra de $12.703.000.

DATOS DEL DECATLÓN PANAMERICANO

Del estrecho resultado final del decatlón en los Juegos de Santiago 2023, rescatemos algunos datos de lo sucedido en las diez pruebas y especialmente en las dos últimas, realizadas en la tarde del martes 31, cuando los atletas enfrentaron el lanzamiento de la jabalina y los 1.500 mts. planos.

Al lanzamiento de la jabalina (octava prueba), el chileno Ford y el brasileño Ferreira llegaron como los mejores exponentes. Así fue. El nacional, en el primero de los tres intentos llegó a los 63.39 metros, equivalentes en la tabla húngara a 789 puntos (medida global usada por la Federación Mundial de Atletismo para puntuar las pruebas combinadas). Con esa distancia, Ford ocupó el segundo puesto en la prueba. En tanto, el brasileño logró en su tercer intento los 63.71 metros, equivalentes a 794 puntos, teniendo la mejor distancia. Efectuada la prueba de jabalina, Ford sumaba 7.298 puntos y Ferreira 7.146, es decir, el nacional aventajaba a Ferreira en 152 puntos.

Previo a la última competencia, el medio fondo de los 1.500 metros, muy difícil para todos por haber ya realizado otras nueve pruebas en 48 horas, se sabía que esa distancia no eran el fuerte de Ford y Ferreira, mientras que el estadounidense Ryan Talbot tenía mejores antecedentes. Hubo que hacer cálculos. Los conocedores del tema indicaron que, para mantener el primer lugar, Ford no podía cruzar la meta más de 15 segundos atrás del brasileño y del norteamericano.

Así sucedió: la prueba la ganó el dominicano José Miguel Paulino con 4.50.70 y 614 puntos; lo siguió el estadounidense Samuel Black con 4.51.21 y 611 puntos; tercero fue Talbot con 4.57.14 y 576 puntos; cuarto cruzó Ferreira con 4.59.80 y 561 puntos, y quinto, en su prueba con menos puntuación, el chileno Ford con 5.04.16 y 536 puntos. En otras palabras, entre Talbot y Ford se dio una diferencia un poco superior a 9.5 segundos, lo que le permitió al chileno festejar su triunfo con un público que expresó su agradecimiento y felicidad.

Revisando la tabla final de las diez pruebas y a modo de síntesis, tenemos que el chileno Santiago Ford ganó una sola prueba, el salto alto con 2.04 metros y 840 puntos; además, el nacional ocupó tres segundos lugares: en salto largo con 7.48 mts. y 930 puntos; en lanzamiento del disco con 49.06 mts. y 851 puntos; y en lanzamiento de jabalina, con 63.39 mts. y 789 puntos. Por otra parte, Ford ocupó dos octavos puestos: en bala con 14.01 mts. y 729 puntos; y en 400 planos con 50.91 segundos y 773 puntos. En concreto, sus 7.834 puntos finales del oro fueron producto de un equilibrio y un promedio que le permite ser hoy el atleta más completo de América que estuvo en Santiago 2023.

PEDRO LIRA

Periodista de la Universidad de Chile, analista de políticas deportivas, profesor de Institucionalidad Deportiva en la Universidad Finis Terrae. Trabajó 27 años en el Instituto Nacional de Deportes.