Paralizan giro de 89 mil millones para Juegos Panamericanos y Parapanamericanos Santiago 2023

El 14 de abril, el Instituto Nacional de Deportes (IND) le suspendió las platas del Estado de Chile a la Corporación Santiago 2023 por no haber rendido 49.000 millones de pesos del año 2022. Ahora, el 1 de mayo, el mismo IND le paralizó $89.000 millones de este año a la Corporación por no haber rendido aún los dineros públicos del primer trimestre del 2023. Sumandos 2022 y 2023, el monto no rendido es de $138.000 (ciento treinta y ocho mil millones de pesos y fracción). Las autoridades de la Corporación indican que todo está controlado.

Por Pedro Lira Bianchi / Foto: ARCHIVO

El 1° de mayo recién pasado, los cerca de 750 trabajadores y trabajadoras de la Corporación Juegos Panamericanos y Parapanamericanos Santiago 2023, para quienes mensualmente hay un gasto aproximado de $1.800 millones (mil ochocientos millones de pesos) en sueldos y salarios, como también los proveedores de la Corporación, no debieron haber estado muy tranquilos en el caso de haber conocido lo que estaba sucediendo en esos momentos con los dineros de la entidad.

De seguro, tampoco estaban tranquilos los cinco miembros de la Asamblea de Socios Fundadores de la Corporación, que corresponden a tres funcionarios de alto rango del Instituto Nacional de Deportes (IND) y del Ministerio del Deporte (Mindep), más dos representantes del Comité Olímpico de Chile (COCH), como tampoco los nueve miembros del directorio de la misma Corporación, que representan a distintos sectores de la comunidad deportiva chilena.

¿Qué sucedió a las 00:00 horas del lunes 1 de mayo? De acuerdo al Convenio Resolución N° 00004/2023, firmado entre el Instituto Nacional de Deportes (IND) y la Corporación Santiago 2023 (ver en https://santiago2023.org/es/actos-y-convenios.html), a esa hora se cumplió el plazo para que los organizadores de los Juegos rindieran los gastos mensuales de platas de enero, febrero y marzo de 2023, correspondientes a la primera remesa 2023 de 120.000 millones de pesos (ciento veinte mil millones de pesos) que el Estado de Chile les transfirió para financiar gastos administrativos y operativos del presente año.

A la suma anterior no rendida, hay que añadir, en segunda instancia, $1.783 millones (mil setecientos ochenta y tres millones de pesos) del 2022, que tampoco han sido rendidos y que sirven sólo para pagar gastos de mejoras en recintos privados ya construidos. De esta cifra más pequeña, pero igual de importante, no se ha sabido nada para qué recintos se han destinado y para hacer qué arreglos.

INCUMPLIMIENTO DE CONVENIO

Para tener el cuadro completo, hay que volver un poco atrás y recordar lo que está sucediendo desde el 14 de abril de 2023 con las rendiciones de la Corporación respecto al 2022. Si a ese monto por rendir del 2023 se le suman los aún $16.979.031.548 (dieciséis mil novecientos setenta y nueve y fracción de millones de pesos) por rendir del 2022, quiere decir que hoy, la Corporación Santiago 2023 está al DEBE, sin rendir al Estado, un total de $138.762.669.548 (ciento treinta y ocho mil setecientos sesenta y dos millones de pesos y fracción, https://www.proyectosdeportivos.cl/SPP/secORG/ppalConsultaRendiciones2.aspx).

Ese monto gigantesco de platas públicas equivale a lo que el Estado invierte en un año en la mantención y atención de pacientes de un centro de salud público de alta complejidad como el hospital San José en Santiago o el Hospital Regional Dr. Leonardo Guzmán de Antofagasta. Con ese mismo monto se pueden construir 15 centros de salud para las familias (Cesfam). O, para asimilarlo con una institución deportiva, los $ 138.762 millones de pesos y fracción no rendidos equivalen el presupuesto anual del Ministerio del Deporte y del Instituto Nacional de Deportes, unidos.

Nadie pone en duda que el monto no rendido es inmenso, nunca antes visto en una organización deportiva en nuestro país. Al no rendirse la primera remesa de dineros del 2023, que como ya se precisó, tenía fecha límite el 30 de abril pasado, para el IND no fue posible transferir la segunda remesa de este año, que correspondía hacerse el 1 de mayo. Esta segunda cuota también es de un monto considerable, superior a $89.000 millones (ochenta y nueve mil millones de pesos).

¿Quién pone la cara?

Mientras esto acontecía en Santiago, Gianna Cunazza aterrizaba en Santiago a inicios de mayo luego de permanecer cinco días en los Estados Unidos en reuniones relacionadas con su alto cargo de Santiago 2023.

La que se quedó en Chile dando la cara fue la directora de Finanzas de la Corporación, María Cristina Marchant, quien el viernes 28 habría estado en la Asamblea General de Socios Fundadores. En esa reunión, es más que seguro que se conversó sobre el estado de las finanzas de la Corporación, seguramente se le hicieron preguntas y al tenor de ocasiones previas, es muy posible que haya expresado que las rendiciones avanzaban y que estaban controladas.

Cuando El Ágora publicó el lunes 17 de abril que la Corporación había sobrepasado los límites de tiempo para rendir ante el IND los recursos del 2022, la secretaria ejecutiva de Santiago 2023, Gianna Cunazza, declaró ese mismo 17 en la tarde, al diario La Tercera, que la no rendición se debía a que el sistema Sisrec, de la Contraloría, había estado con problemas técnicos.

RAZONES DE LA FALSEDAD

¿Estaba consciente Gianna Cunazza de lo que estaba declarando a la prensa? Los hechos posteriores la desmienten y su afirmación queda como falsa hasta el día de hoy, pues nadie la ha cambiado, tampoco su autora.

Como en Chile las palabras se las puede llevar el viento, vale la pena recordar que las razones de la falsedad son tres: primero, la plataforma Sisrec, que administra la Contraloría General de la República, nunca estuvo mala; segundo, hasta el día de hoy y desde el 15 de abril de este año, la Corporación aparece en la página de rendiciones del IND con un claro SI, en cuanto está con rendiciones pendientes del 2022, y, tercero, el grupo a cargo de Finanzas hasta noviembre de 2022, que fue desvinculado paulatinamente, llevó al día las rendiciones hasta octubre de 2022, como se muestra más adelante.

Es del caso recordar también sobre estos hechos las palabras del presidente de PanamSports, el dirigente chileno Neven Ilic. En la oportunidad (abril de 2023), él indicó a los medios de comunicación que el tema de las “no rendiciones” de la Corporación Santiago 2023 era una materia a conversar entre la Contraloría, el IND y la misma Corporación. Al respecto, hay que precisar y preguntarse si estas “conversaciones” son del caso, pues hay leyes, reglamentos y convenios firmados al respecto. Dado que a alguien se le ocurriese solucionar el impasse con diálogos (que no suena nada de mal), no pueden olvidarse de las 23 federaciones deportivas nacionales que tampoco están recibiendo platas públicas en el presente por no haber rendido a tiempo, y por cifras ínfimas en comparación a lo que sucede con la Corporación 2023.

Finalmente, es preciso recordar también que la Secretaría Ejecutiva de la Corporación ha responsabilizado de todos estos males en cuanto rendiciones, al ex equipo de Finanzas de la Corporación, grupo que desde agosto del 2022 lo comenzaron a desmantelar poco a poco, como está publicado en las revistas AS Chile y El Mostrador, cuando las rendiciones aún se hacían normalmente.

La corroboración más clara de que las rendiciones se estaban haciendo periódicamente y bien hasta octubre de 2022, la da el mismo IND. De lo contrario, esta institución pública no hubiese girado la segunda cuota de las platas del 2022, por el monto de $19.987 millones (diecinueve mil quinientos veintisiete millones y fracción), luego que la primera cuota del mismo año fuera rendida en forma y fondo antes del 25 de octubre 2022.

Por tanto, todos los hechos posteriores, llámense descuadres de recursos, falta de documentos, pagos hechos sin órdenes de compras, sin garantías y demases, son responsabilidad de personas que asumieron los cargos ejecutivos de Finanzas desde noviembre de de 2022 en adelante, obviamente con el aval de la secretaria ejecutiva, Gianna Cunazza.

PEDRO LIRA

Periodista, 27 años como funcionario del Mindep e IND, profesor Universidad Finis Terrae.