Columna de Rodrigo Cabrillana: El regreso de Los Bunkers, el tiempo es implacable

La banda penquista entregó en la Blondie su primer show de la gira con la que reaparece en escena, en un espectáculo inusual y que no estaba en la planificación oficial del grupo, titulado “Canción de cerca”.

Por RODRIGO CABRILLANA / Foto: ARCHIVO

En un atiborrado local nocturno del casco histórico de Santiago, Los Bunkers concedieron lo que fue su primer concierto desde lo que habían sido sus últimas presentaciones masivas en el contexto del denominado “estallido social”, a fines de 2019.

De hecho, se respiraba el aire de esa ansiedad por verlos tocar entre sus más fanáticos que habían alcanzado un apreciado ticket para este show de características secretas, y donde también se podían visualizar por los pasillos y escaleras de la discoteca Blondie, a personalidades como la actriz Blanca Lewin, el periodista Sergio Cancino, o los escritores Cristóbal González y Johanna Watson, que habían acudido tempranamente al local a ser testigos de este anhelado retorno.

Y sin más pausas, cerca de las 21:15 se anunciaba por micrófono que los históricos integrantes de la banda formada en Concepción, volverían a tomar sus instrumentos e interpretar los viejos clásicos que nunca son olvidados por la fanaticada. Así fue que “No me hables de sufrir” abrió los fuegos, encendió la nostalgia y dio la partida a una presentación que estuvo cargada al sonido de las guitarras afiladas, comandadas por Mauricio y Francisco Durán, más el aporte del siempre preciso Álvaro López, en voz y guitarra de acompañamiento.

De esta manera, siguieron temas como “Nada es igual” del disco “Vida de perros”, para luego dar paso al torbellino de pop rock que se desprenden de los acordes de “Te vistes y te vas”, con la emblemática batería de Mauricio Basualto marcando fuertemente la entrada de la canción, y dando curso posteriormente a “Yo sembré mis penas de amor en tu jardín”, la composición que recuerda un viejo romance perdido en el tiempo de uno de los integrantes insignes del conjunto.

“Ángel para un final” rememora la obra de Silvio Rodríguez, donde Álvaro López toma la guitarra acústica para interpretar la pieza, continuando con “No necesito pensar” del álbum “La culpa” y una rockera versión de “Las cosas que cambié y dejé por ti”, composición de los hermanos Durán, y que está incluida en el disco “Canción de lejos”.

“Bailando solo” recordó los viejos bailes y fiestas enfervorizadas de Blondie, según cuenta Álvaro López, y que electrizó a toda la audiencia, siguiendo con “Miéntele” que termina de enardecer a los poco más de 500 privilegiados que tuvieron la ocasión de ver el show debut de unos de los regresos más importantes de la música popular chilena del último tiempo.

“Andén”, “Cura de espanto” y “Pobre corazón” van completando el repertorio, para llegar a “El detenido”, una canción representativa de lo que fue el éxito de la etapa más primigenia de Los Bunkers en las radios nacionales. “Nada nuevo bajo el sol”, “Fantasías animadas de ayer y hoy” con la armónica de Francis Durán como protagonista y “El necio” se suman a las piezas interpretas por el quinteto, que irán marcando el final de la jornada, para rematar el cierre con una enérgica versión de “Ven aquí”, y que marca el primer cierre del concierto. “Ahora que no estás”, en una interpretación extendida y con reminiscencias a la sicodelia musical, sella esta primera presentación del tour, contemplando 18 composiciones, con aproximadamente una hora y media de show, en que la dinámica fue tema tras tema, casi sin pausas extendidas por parte del grupo. Las canciones de Los Bunkers envejecen bien, y pareciera que el tiempo las exhibe con mucho más fuerza, resaltando aún más su belleza melódica.

Un retorno que tampoco dejó indiferente a nadie, porque a la petición de no grabar videos ni tomar fotos del show, que fue muy bien recibida por los fans, se trató de un concierto que prácticamente sólo quedó alojado en el recuerdo de los que estuvieron exclusivamente en el lugar, ya que, al no existir casi registro, la experiencia se reduce a la memoria musical de los dichosos seguidores y amigos invitados de Los Bunkers.

La gira de regreso “Ven aquí” prepara sus primeros shows para el estadio Santa Laura el próximo 11 y 12 de marzo, para el cual se abrieron hoy nuevas localidades. Posteriormente seguirán presentaciones en Concepción y Viña del Mar. Las entradas están disponibles en Punto Ticket.

 

RODRIGO CABRILLANA

Profesor, magíster en Literatura y escritor de crónica musical. Ha publicado diversos libros sobre música chilena y actualmente graba y produce el podcast “Noches de Rock & Roll”, basado en la cultura musical de Concepción.