Columna de Rodrigo Cabrillana: “Paul Is Live”

James Paul McCartney, tal vez el músico vivo más importante de la historia, anunció su quinta visita a Chile. Toda una hazaña, considerando que, a sus casi 82 años, aún sigue plenamente vigente en lo musical, en medio de rumores malintencionados que no dejan de jubilarlo cada cierto tiempo. El ex Beatle se presentará el próximo 11 de octubre en el Estadio Monumental de Santiago.

Por RODRIGO CABRILLANA / Foto: ARCHIVO

Fue en diciembre de 1993, en las cercanías de la primera visita de Paul McCartney a Chile, cuando a tan sólo unos días del concierto fijado en el Estadio Nacional de Santiago, que apareció una sorpresiva promoción en los medios. Decía que, por tan sólo una suma menor de dinero más unas tapas de una conocida marca de cerveza, canjeabas un boleto para este magno evento, más una copia de lo que era la reciente edición de un disco en vivo del músico inglés titulado “Paul Is Live”.

En el disco se apreciaba en la portada a un perro cruzando la afamada calle que conduce a los estudios Abbey Road de Londres, reconocidos por albergar las grabaciones de bandas icónicas como The Beatles, Pink Floyd y The Hollies.

El sarcasmo que producía el título del disco era precisamente por la caricatura con respecto al famoso mito que apuntaba a la supuesta muerte de McCartney, la que habría sucedido mientras era integrante de los Beatles. Y la que se habría revelado a los seguidores de la banda de Liverpool mediante algunas referencias que estaban ocultas en la portada del álbum “Abbey Road”.

Teoría de la conspiración que ha dado pie a reportajes de prensa, cómics y la eterna creencia de que Paul fue reemplazado en la banda por William Campbell, personaje enigmático que habría llegado a la agrupación producto de un casting.

El tema es que el disco lanzado en el marco de la gira “The New World Tour”, que finalizaba precisamente en Santiago, reafirmaba una vez más la trascendencia de la figura superviviente de McCartney para la escena de la música internacional. Y que a sus cincuenta y un años de ese entonces estaba plenamente vigente como músico y compositor solista, a pesar de lo gigante que a ratos podría resultar la sombra de su banda madre, The Beatles.

En ese contexto, y en muchos otros, McCa siempre saldría triunfante. El británico siempre ha brillado por luces propias y la genialidad de su trabajo y creación en la música son incomparables.

Así fue como Paul pasó por Chile en vísperas de Navidad en los tiempos de la transición, luego regresó dieciocho años más tarde para nuevamente presentarse en el Estadio Nacional con éxito de convocatoria. En ese concierto, mientras McCa interpretaba “Leit It Be”, una estrella fugaz en medio de la canción nos recordó que la estampa de Lennon siempre está presente.

Y así fue como el eximio bajista regresó aún dos veces más a Chile, en 2014 y en 2019, para perpetuar su leyenda entre todos sus seguidores locales. Haciéndonos creer, incluso, que su última visita, sólo unos meses antes del “estallido social”, sería la definitiva por una cuestión de edad, del desgaste de la voz y por un montón de circunstancias más que podríamos estar enumerándolas por montones.

Sin embargo, con la llegada de la pandemia, Paul se recluye en su casa y nos sorprende a todos con “McCartney III” (2020), décimo octavo álbum de estudio en su carrera, producido e interpretado solamente por él, y publicado por Capital Records. Una muestra sólida de que el músico sigue vigente pese a todas las catástrofes mundiales y los errados pronósticos de algunos que ya ven en su figura, el pronto final.

En 2023 tuvimos a McCa dando conciertos en Brasil, uno de ellos con un repleto total en Maracaná, que posiblemente fue la antesala de una nueva gira por Sudamérica y del extraordinario anuncio de ayer. Con el mismísimo Paul entregándonos un mensaje por video y anunciándonos lo que será su quinta visita a Chile en el marco de su nueva gira mundial. Esta vez con un concierto en el Estadio Monumental, lugar en el que nunca se ha presentado.

¿Una nueva prueba de su eficacia y actualidad musical? A estas alturas, dan lo mismo las suposiciones. Lo cierto es que McCartney junto a Ringo, The Rolling Stones, Rod Stewart y un grupo selecto de músicos mayores, nos siguen regalando sus canciones en directo. Posibilidad que en cinco años más puede ser una total quimera. Pero qué importa, mejor vivir el “carpe diem”, gozar que Paul aún está entre nosotros y que tiene un nuevo concierto en Chile, lo que era impensado tan sólo unas semanas atrás. ¿Quién lo diría? “Paul Is Live”.