Columna de Sergio Antonio Jerez: adiós maestro, adiós Hernán Carrasco

Este domingo falleció, a los 100 años, el profesor primario que formó parte de los precursores del Ballet Azul, que fue campeón con Colo Colo y que se llenó de triunfos y honores en El Salvador, cuya selección dirigió en el Mundial de México 1970.

Por SERGIO ANTONIO JEREZ / Fotos: ARCHIVO

Era el año 1984. Don Hernán Carrasco –nótese que le antepuse el don, porque si hay alguien que lo merecía era justamente él-, había terminado su vínculo con el primer equipo de Universidad de Chile, pero se iba a El Salvador, que, por cierto, era como su segunda patria. Tras su paso como técnico de las divisiones menores de Universidad de Chile entre 1952 y 1959, lo llamaron de Colo Colo para asumir en reemplazo del brasileño Flavio Costa y en la temporada 1960 lo sacó campeón.

Fue uno de los ayudantes de Fernando Riera para el Mundial del 62 y después se sentó en la banca de O’Higgins y Audax Italiano.

Pero bueno, yo hablaba de lo que pasaba en 1984. A propósito de su partida, nos juntamos para una nota en el diario La Tercera donde trabaja entonces. Recuerdo que fue en una fuente de soda en la primera cuadra de Ahumada. Él andaba con toda la familia y no quiso sentarse a una mesa, así que hicimos la entrevista acodados en la barra, con sus hijas –me parece que eran niñas, no lo recuerdo bien- revoloteando por todo el local.

Como siempre, don Hernán andaba con su tradicional guayabera, camisa típica caribeña, de inmaculado blanco.

Conmigo tenía especial deferencia, aunque su mayor característica era ser amable con todo el mundo. Se le salía por todas partes su calidad de profesor primario, siempre dejando una enseñanza con sus palabras y su comportamiento. Era otra época, con gente como Lucho Álamos, Hugo Tassara y Raúl Pino, que más que entrenadores de fútbol eran maestros, siempre tratando de enseñar, de compartir conocimientos.

El chileno Hernán Carrasco en la banca de la selección salvadoreña para el Mundial de 1970.

 

Para la gente del fútbol en El Salvador era un maestro de maestros. Fue fundador de la asociación de entrenadores -también fue presidente del Colegio de Entrenadores en Chile-, condujo a la selección salvadoreña al Mundial de México 1970 y fue campeón con Alianza, Atlético Marte y Águila, entre los años 1965 y 1990, cuando decidió dedicarse a su propia escuela de fútbol, la Academia Futuro.

El 29 de marzo había cumplido ¡100 años!

Hasta en el estadio le rindieron homenajes por su centenario / Foto: PRENSA GRÁFICO

Por supuesto, en El Salvador abundaron los homenajes a Papa Nan, como lo conocía el medio futbolero. Acá en Chile, nadie se acordó, porque nosotros no tenemos memoria.

Hoy supe que este domingo, en la localidad de Santa Tecla, donde vivía, don Hernán se nos fue de esta vida terrenal. De la otra no se irá jamás, porque siempre estará en el recuerdo de quienes pudimos disfrutar de su amistad y su sabiduría.

Descanse en paz, don Hernán Carrasco.