Columna de Sergio Ried: Miami Open a todo Medvedev

No hay con qué darle a ruso Daniil Medvedev (5º ATP) que ganó de manera contundente su cuarto torneo consecutivo en lo que va de este año, derrotando en la final al italiano Jannik Sinner (11º).

Por SERGIO RIED / Foto: ARCHIVO

Si bien se esperaba ver al moscovita Daniil Medvedev en la final del Masters 1000 de Miami, no se pensaba que su rival no fuera el número uno del mundo, Carlos Alcaraz. Porque Carlitos había avanzado hacia el título a pasos agigantados, hasta que se encontró con el italiano Jannik Sinner, quien lo venció en tres sets y 3 horas de juego, en el mejor partido del torneo.

Ahí empezó a acercarse al centro el ruso que, indudablemente, prefería enfrentarse al italiano que al chico maravilla de Murcia. Y lo siguió ganando en la final al enfrentar a un disminuido Sinner, que sintió el desgaste de la tarde anterior.

Un Sinner que tuvo apenas un 53% de primeros saques y cometió 19 errores con su derecha, sus armas principales.

Esto le bastó a Medvedev para dominar el encuentro, quebrar cinco veces el servicio de su rival y sellar un 7-5 y 6-3 que lo deja como el jugador más exitoso de este 2023.

En la lotería de la WTA, el premio mayor fue a manos de la checa Petra Kvitova (12ª), quien venció en la final a la kasaja Jelena Rybakina (7ª), por parciales de 7-6 y 6-2.