Columna de Sergio Ried: Roland Garros, tierra prometida

El Grand Slam parisino en tierra batida da el vamos, con un cuadro repleto de incógnitas y la presencia esperanzadora de Nicolás Jarry y Alejandro Tabilo.

Por SERGIO RIED / Foto: ARCHIVO

Pocas veces se da que el resultado de la gran cita de la Porte de Saint Cloud sea tan incierto, como el de esta versión número 133 de los Internacionales de Francia.

Porque los grandes candidatos al título pasan por momentos difíciles, por lesiones o baja en sus rendimientos, lo que hace aparecer entre los favoritos a jugadores de menos pergaminos.

Comenzando con el número uno del mundo y campeón del año pasado, Novak Djokovic (foto principal), derrotado por Alejandro Tabilo (25°) en Roma, y en la víspera, en el ATP 250 de Ginebra, por el checo Tomas Machac (44°).

Y siguiendo con el número dos, el italiano Jannik Sinner y el tres, el murciano Carlos Alcaraz, ausentes de los últimos torneos por lesión, que han instalado la gran duda sobre la suerte que correrán en el polvo de ladrillo parisino.

Si a esto sumamos que Rafael Nadal, en su postrer intento por agregar otro éxito a su larga cadena de 14 títulos en París, enfrentará en primera ronda al mejor jugador del momento, el alemán Alexander Zverev (4°), tenemos que la cúpula está descabezada.

El ruso Daniil Medvedev (5°) no es un especialista en arcilla y los que le siguen en el ranking, su compatriotas Andrey Rublev, el noruego Casper Ruud, el polaco Hubert Hurkacz, el griego Stefanos Tsitsipas y el búlgaro Grigor Dimitrov, no dan la seguridad de poder ganar los siete partidos que llevan a la corona.

LOS INVITADOS DE PIEDRA

Ante este panorama, surgen otros nombres, que aún no saborean las mieles de ganar un Grand Slam, pero que cumplen con los requisitos para hacerlo. En esta lista están el australiano Alex de Miñaur, los estadounidenses Taylor Fritz y Tommy Paul, el británico Cameron Norrie y, por qué no, nuestros Nicolás Jarry y Alejandro Tabilo, que están demostrando que pueden vencer al más pintado y que debutarán ante el local Corentin Moutet (76°), Jarry, y con un jugador salido de la qualy, Tabilo.

Con este panorama incierto en la rama masculina, arranca este domingo el torneo más glamoroso de tenis del mundo.