Comenzó la Copa América Centenario con una deslucida ceremonia inaugural

  • Estados Unidos se caracteriza por producir magníficos espectáculos artísticos, como en el Super Bowl, con música, baile, luces, fuegos artificiales y más. Para esta ocasión poco y nada.

Cada vez que se realizan eventos internacionales de la talla de una Copa América, el país organizador no solo busca tener una buena participación futbolística, sino también que producir un show en la ceremonia inaugural que ojalá de la vuelta al mundo.

Y así nos tiene acostumbrados Estados Unidos: con cantantes en vivo, música, bailes, efectos visuales, juego de luces, fuegos artificiales, y mucho más. Sin ir más lejos, el entretiempo del Super Bowl cada año es uno de los eventos más esperados. Pero, para esta Copa América Centenario varios quedaron con gusto a poco.

El majestuoso recinto de Santa Clara, el Levi´s Stadium, se preparaba para el duelo inaugural entre los locales y Colombia. Minutos antes, cuando el reloj marcaba las 18 horas en California, se dio inicio al evento que como mayor enganche tuvo al artista estadounidense Jason Derulo quien interpretó su canción «I want to want me».

La cuota «latina» la puso el reggaetonero colombiano J Balvin conocido por su tema «Ginza», canción que sonó fuerte en el estadio y que fue bailada por la mayoría de las hinchas cafetaleras. El cierre estuvo a cargo de la banda Magic! que interpretó «Rude».

Y… sería todo. El show musical fue acompañado por un tímido despliegue de colores en la cancha que formaron las banderas de los países participantes y, por cierto, la insignia del campeonato. Un comienzo deslucido, literal y metafóricamente.