Comienza a desgranarse el choclo en la U…


Si bien la reestructuración del actual directorio de Universidad de Chile se hará recién tras el proceso de la oferta pública de adquisición (OPA), ya hay damnificados. El primero es José Luis Navarrete, hombre de confianza de Carlos Heller y quien llegó a presidir la institución por un breve período.

Por EL ÁGORA

Los cambios estructurales en la institución azul eran más que predecibles desde que Carlos Heller decidiera vender sus acciones. Los primeros impactos se sentirán, obviamente, en el cuerpo dirigencial, sin perjuicio de que el trabajo del cuerpo técnico esté en constante evaluación, sobre todo si el equipo no logra la solidez futbolística que se espera.

Vamos por parte. Ya se filtró que el primero en dar un paso al costado será José Luis Navarrete, brazo derecho de Heller, quien impensadamente llegó a la testera del club. Las competencias de este personero no estaban dentro de las coordenadas propias de un dirigente de alto nivel, principal y paradójicamente porque ni él mismo imaginó semejante responsabilidad.

Sin embargo, como buen hombre de confianza, aceptó el desafío y se transformó en los «ojos y oídos» de Heller, aunque sólo por poco tiempo: un año y cuatro meses después de su advenimiento, Navarrete cedía su lugar a Cristián Aubert.

Otra situación que ha de resolverse dentro de poco es el rol de los gerentes técnicos, Sergio Vargas y Rodrigo Goldberg. Según ha trascendido, a los nuevos controladores les resulta inverosímil que una institución tenga a dos profesionales cumpliendo esa función. «Ni el Real Madrid…», habrían señalado en su oportunidad.

Respecto de Aubert, está en veremos. Si bien algunos aseguran que seguirá, cercanos al actual presidente deslizan más de alguna duda: «En estos momentos, todo el directorio fue puesto bajo la lupa. Esperemos».

¿Y Rafael Dudamel? Tras la derrota con Colo Colo, sonaron voces de cambio. Incluso, por ahí se escuchó el nombre del uruguayo Diego López, de 46 años, como nuevo estratego azul (al igual que su compatriota Gustavo Poyet, López se fue muy joven a Europa, donde realizó gran parte de su trayectoria como jugador y entrenador). 

El supuesto despido fue negado por el actual directorio: por ahora, Dudamel sigue firme en su cargo.