Diputado republicano pide que senadora Campillai acredite su ceguera

Johannes Kaiser se unió a los dichos de la doctora Cordero, que puso en duda la pérdida de visión de la parlamentaria independiente. Documento del poder judicial desmiente aseveraciones de la diputada.

Por EL ÁGORA / Foto: ATON

La reacción de la senadora de Renovación Nacional Paulina Núñez, quien señaló que la daba vergüenza que la diputada María Luisa Cordero “forme parte de la bancada de diputados de Renovación Nacional”, en línea con lo que expresó mayoritaria y transversalmente el mundo político por los dichos de la siquiatra sobre la senadora Fabiola Campillai, no tuvo el mismo tenor que sus compañeros de partido que conforman dicha bancada.

Recordemos que la doctora Cordero, que alguna vez fue denunciada públicamente por vender licencias falsas en su calidad de siquiatra, señaló en el programa “Sentido Común”, de radio El Conquistador, que la senadora Campillai “tiene un ojo bueno, no es totalmente ciega”, agregando que “tiene un ojo que le funciona y el otro día un cabro la pilló hablando por celular en un pasillo, le tomó una foto y la subió a las redes. Ella no es ciega total”.

Sin embargo, la bancada de RN en la Cámara Baja emitió una declaración ambigua al respecto, desmarcándose de las declaraciones de Cordero, indicando que “ fueron proferidas a título personal en el marco de un programa radial en el que participa diariamente», y que «el respeto y el pluralismo son valores fundamentales para un partido de incuestionable vocación democrática».
Incluso, el jefe de la bancada, el diputado Frank Sauerbaum, indicó que «nosotros reconocemos en la doctora Cordero una diputada eficiente y trabajadora, y en los próximos días nos vamos a reunir con ella para conocer los antecedentes que nos pueda presentar y cual fue el contexto de los dichos que profirió en este programa radial».
Por supuesto, no faltó que el llamado “al Gobierno y a la izquierda a no sacar un provecho político de estos dichos que fueron lamentables y enfocarnos en lo que realmente le importa al país».

Este viernes se vivió un nuevo episodio referente al tema, cuando el diputado Johannes Kaiser, que se caracteriza por sus opiniones fuera de tono, hostiles y discriminatorias, pidió que la senadora Campillai acredite su ceguera, a través de exámenes del Servicio Médico Legal.

Lo que el parlamentario prefiere maliciosamente ignorar es que existen suficientes pruebas que certifican el estado de salud de la senadora Campillai y que, incluso, el Tribunal Oral en lo Penal de San Bernardo condenó a su agresor, el ex capitán de Carabineros Patricio Maturana Ojeda, a una pena de 12 años y 183 días de cárcel, por el delito de “apremios ilegítimos con resultado de lesiones graves gravísimas”.

Recordemos que la ahora senadora Fabiola Campillai recibió en su rostro el impacto total de una bomba lacrimógena el 26 de octubre de 2019, cuando se dirigía con su hermana Ana María a un paradero en San Bernardo para tomar un bus de acercamiento a su trabajo en la empresa Carozzi.

El golpe le provocó fracturas en el rostro y cráneo, además de la pérdida completa de la visión en ambos ojos, como acreditó el tribunal.

A continuación un extracto del fallo: