Con Cobresal, la ilusión florece en el desierto

El equipo de Gustavo Huerta consiguió su tercera victoria consecutiva (2-0 a Curicó Unido) y sólo espera que le den los puntos que le deben por su partido con Coquimbo para instalarse al tope de la tabla.

Por JULIO SALVIAT / Fotos: PHOTOSPORT

Los tres puntos que le corresponden por el partido que Coquimbo le ganó antirreglamentariamente en la octava fecha, y que aún están pendientes en la tabla de posiciones, no dejaban ver bien los méritos de Cobresal, porque si los hubiesen sumado, el equipo de El Salvador aparecería como único puntero del torneo.

Tal vez haya sido mejor así para los dirigidos de Gustavo Huerta. Nadie los toma en cuenta y solamente cuando están en la cancha comprenden su enorme talla futbolística. Así sucedió con Colo Colo, que cayó por tres a uno, y con Palestino, que se llevó una boleta de 5 a1, en las dos jornadas anteriores.

El distraído de esta fecha fue Curicó Unido, que está lejos de acercarse al rendimiento que lo llevó a lugares de vanguardia en el torneo pasado y que se acercó al desierto sin grandes precauciones.

Desde el minuto inicial, el equipo de las tortas se vio superado y, salvo en una ocasión gestada por un error serio del lateral Guillermo Pacheco, su arquero Leandro Requena no tuvo necesidad de intervenir en todo el primer tiempo.

Una conversión de Cecilio Waterman, a los 17’, fue mínimo premio para la superioridad cobresalina en el lapso inicial. Su entrenador entendió que la ventaja garantizaba poco y realizó cambios que surtieron efecto inmediato. En su primera intervención, Gastón Lezcano -reemplazante de Leonardo Valencia- culminó una gran combinación en que participaron Alejandro Camargo con una apertura hacia la derecha, Franco García con pivoteo retrasado y Waterman con el centro preciso para el cabezazo del argentino.

No fue coser y cantar, en todo caso. Damián Muñoz, el DT curicano, lanzó un par de cartas que hicieron variar el juego. Juntó en el área nortina a Tobías Figueroa con Diego Coelho, le dio chipe libre a Mario Sandoval y soltó a sus laterales. Y con eso, complicó seriamente a la defensa local e hizo trabajar en serio al arquero Leandro Requena, que realizó una tapada prodigiosa y se salvó de dos tiros en los palos, todo eso en un minuto.

Depués, las ocasiones de gol fueron compartidas. Pudo descontar un par de veces Curicó Unido, pero Cobresal bordeó el tercero en tres ocasiones.

Con los puntos en la tabla o en la caja de ahorros, Cobresal reiteró que es un equipo bien estructurado. No se les nombra mucho, pero Pacheco y Marcelo Jorquera, sus laterales, tienen oficio, son eficientes en la marca y -como pocos- saben hacer centros; Camargo se desplaza bien y sirve tanto para el barrido de la marca como para el fregado de la habilitación; Franco García es habilidoso, César Munder es veloz y a Waterman hay que aguantarlo. Eso explica que sea el equipo más goleador del campeonato (24) y que no será sorpresa si la segunda sala del tribunal de penalidades le da los puntos que le deben y aparezca al tope de la tabla.

En el desierto, allá en El Salvador, está floreciendo la ilusión.

Gastón Lezcano celebra su gol, el segundo de Cobresal.

PORMENORES

Campeonato nacional, undécima fecha.

Estadio: El Cobre, El Salvador.

Público: 573 espectadores.

Árbitro: Francisco Gilabert.

Cobresal (2): L. Requena, G. Pacheco, S. Silva, F. Alarcón, M. Jorquera; A. Camargo, N. Sepúlveda, L. Valencia; F. García, C. Waterman y C. Munder. DT: Gustavo Huerta. Cambios: 46’, G. Lezcano por Valencia y C. Mesías por Sepúlveda; 83’, D. Céspedes por Garcia y L. Vásquez por Munder.

Curicó Unido: F. Cerda; A. Barrios, F. Bechtholdt, O. Merlo, S. Cabrera, M. Sandoval, A. Nadruz, Y. Leiva, F. Fritz; J. Flores y T. Figueroa. DT: Damián Muñoz. Cambios: 62’, D. Coelho por Fritz; 80’, C. Zabala por Flores y K. Lara por Cabrera.

Goles: 17’, Cecilio Waterman (CS); 47’, Gastón Lezcano (CS).

Tarjetas amarillas: Mesías y Alarcón (CS); Leiva, Zabala, Cabrera y Nadruz (CU).