Con penales y puñetes clasificó Huachipato

En una infartante definición desde los doce pasos se clasificaron los acereros a semifinales de la Copa Chile en un duelo en el que futbolísticamente fueron superiores los chillanejos.

Por JULIO SALVIAT / Foto: AGENCIAUNO

En Talcahuano, en el partido de ida, Ñublense había sido abiertamente superior, pero el triunfo fue para Huachipato. En la revancha, en Chillán, hubo más equilibrio, y eso les permitió a los acereros perder por poco y jugarse el destino en la definición por penales.

Más de cinco mil personas contemplaron el prolongado duelo desde los doce pasos, instancia en la que ambos pudieron liquidar antes de llegar al 14º lanzamiento, sin contar uno que debió repetirse por adelantamiento del arquero. Y fue Huachipato el que celebró.

En los 90 minutos reglamentarios, 94 con los de recuperación, primaron la intensidad y el suspenso. Huachipato abrió tempranamente el marcador, con anotación del uruguayo Gonzalo Montes, y le dejó tarea al local, que estaba obligado a convertir tres goles para clasificarse a las semifinales de la Copa Chile. Un certero cabezazo de Federico Mateos a los 35’ sembró esperanzas en los chillanejos. Una anotación de Alexander Arancibia, culminando una gran jugada colectiva llevada por Mathias Pinto y Matías Moya, les dejó el camino pavimentado hacia su objetivo a los 68’.

Aparecieron las desgracias, sin embargo, y Ñublense no pudo estirar las cifras. La expulsión de Giovanni Campusano lo dejó con diez jugadores faltando un cuarto de hora. Y una lesión de Iván Rozas, cuando ya se habían agotado los cambios, con nueve.

Y tuvieron que ir a los penales.

Ganó el sorteo el capitán de Huachipato y eligió comenzar los fusilamientos. Y le fue bien: Montes convirtió, mientras el primero de Ñublense, servido por Bernardo Cerezo, fue atajado por el arquero Urra. Llegó a estar 4-3 el cuadro acerero y con la posibilidad de terminarlo todo con el lanzamiento de Walter Mazzantti, pero falló el argentino al disparar contra el travesaño. Después fue Benjamín Gazzolo el que elevó. El arquero Yerko Urra atajó dos disparos más y fue determinante para el 6-5 con que se definió todo.

Una batahola causada por Bastián Roco y Nicolás Guerra, que provocó varios puñetes de lado y lado, sirvió como culminación de una guerra de nervios que se había iniciado mucho antes.

El ganador entre Cobreloa y Magallanes, el jueves, será el rival de Huachipato en semifinales.

PORMENORES

Copa Chile, cuartos de final, partido de vuelta.

Estadio: Nelson Oyarzún, Chillán.

Público: 5.437 espectadores.

Árbitro: Piero Maza.

Ñublense (2) (5): H. Muñoz; B. Cerezo, E. Guerrero, N. Kimura, G. Campusano; F. Mateos, L. Reyes, R. Cisterna; A. Aravena, N. Guerra y M. Moya. DT: Jaime García. Cambios: 63’, M. Pinto por Kimura y M. Rivera por Arancibia; 81’, F. Cordero por Moya; 82’, I. Rozas por Aravena; 87’, C. Meza por Guerra.

Huachipato (1) (6): Y. Urra; B. Roco, B. Gazzolo, R. Malanca; J. Gutiérrez, J. Martínez, G. Montes, C. Lobos, A. Castillo; C. Martínez y J. Sánchez Sotelo. DT: Mario Salas. Cambios: 60’, W. Mazzanti por Sánchez Sotelo; 63’, M. Cañete por J. Martínez; 72’, C. Torres por C. Martínez y J. Córdova por Castillo.

Goles: 12’, Gonzalo Montes (H); 35’, Federico Mateos (Ñ); 68’, Alexander Aravena (Ñ).

Penales: Para Ñublense, Reyes, Cordero, Mateos, Rivera y Guerrero, fallaron Cerezo (atajó Urra), Pinto (atajó Urra) y Meza (atajó Urra). Para Huachipato, Montes, Lobos, Cañete, Torres, Urra y Córdova; fallaron Mazzanti (travesaño) y Gazzolo (elevado).

Tarjetas amarillas:  Muñoz, Mateos, Reyes y Guerrero (Ñ); J.Martínez y C. Martínez (H).

Expulsados: 77’, Campusano (Ñ); terminado el partido, Roco (H).