Condenan a ex funcionario de Prevención del Delito por tráfico de drogas y porte de armas

Wladimir Pizarro Baltras, militante de Renovación Nacional y ex operador en la Subsecretaría de Prevención del Delito en el gobierno de Sebastián Piñera, fue sentenciado a 13 años de cárcel por tráfico de estupefacientes y tenencia ilegal de arma de fuego prohibida y municiones.

Foto: Twitter

El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal (TOP) de Antofagasta condenó el pasado sábado 17 a Wladimir Pizarro Baltras, exfuncionario de la Subsecretaría de la Prevención del Delito durante la administración del ex Presidente Sebastián Piñera, a la pena de 13 años y un día de presidio efectivo.

Pizarro Baltras fue declarado culpable del delito consumado de tráfico ilegal de estupefacientes y tenencia ilegal de arma de fuego prohibida y municiones, ilícitos que fueron perpetrados en octubre del 2021, en Antofagasta.

En esa línea, de acuerdo a lo informado, Pizarro Baltras fue condenado junto a Bernardo Alexander Rojas Reyes, Cristián Andrés Orellana Báez y Pablo Antonio García Pacheco por integrar una banda criminal dedicada al tráfico de drogas, envehículos con logos del gobierno.

Según una información de Radio ADN, el tribunal dio por acreditado, más allá de toda duda razonable, quecon los antecedentes de diligencias previas de investigación por el delito de tráfico ilícito de drogas, realizadas por la sección OS7 de Carabineros de Antofagasta, se determinó que un grupo de individuos previamente concertados, transportarían desde la Región de Tarapacá hasta la ciudad de Antofagasta una cantidad indeterminada de drogas”.

“Es así que mediante la utilización de las técnicas de investigación consistentes en escuchas telefónicas, seguimiento y vigilancia, el día 25 de octubre de 2021 en horas de la tarde, se tomó conocimiento que los acusados se trasladaban en dos vehículos con las sustancias ilícitas, por lo que personal policial instaló servicios policiales de la especialidad, en la Ruta 5 Norte, kilómetro 1.399, sector peaje, localidad de Baquedano y sector Oasis, Ruta 5 Norte con la Ruta B-25, con la finalidad de lograr observar el paso de los vehículos”, indica el fallo.

La resolución prosigue: “Luego, a eso de las 00:33 horas aproximadamente del día 26 de octubre de 2021, observaron la llegada al Servicentro del sector Oasis, el automóvil marca Hyundai, modelo Accent, conducido por el imputado Wladimir Pizarro Baltras, quien lo hacía con los logos distintivos del Gobierno de Chile, con el objetivo de evitar las fiscalizaciones en la ruta”.

El fallo manifiesta que siendo las 02:40 horas y previa autorización voluntaria del imputado, personal policial ingresó a su domicilio ubicado en El Roble, hallándose en su interior una mochila color negro, contendora de: un paquete de marihuana, con un peso bruto de un kilo 62 gramos, unpaquete de clorhidrato de cocaína con un peso bruto de 522 gramos y un paquete de base de cocaína, con un peso bruto de un kilo 45 gramos”.

Además, tenía en su poder una pistola marca M95-Clasic, color gris, con su respectivo cargador con tres cartuchos 9mm color amarillo, 7 cartuchos 9mm, con proyectil color azul y otra arma de fuego sin marca ni modelo, sin número de serie, con su respectivo cargador, con tres cartuchos sin percutar.

Durante su paso por la Subsecretaría de la Prevención del Delito, Pizarro Baltras era el encargado de la supervisión de operadores de drones de vigilancia, con el fin de ayudar a combatir la delincuencia y desbaratar bandas de narcotráfico en Antofagasta.

Por ello, el tribunal determinó condenar a Wladimir PizarroBaltras a la pena de 10 años y un día de presidio efectivo, en calidad de autor del delito consumado de tráfico ilegal de estupefacientes y tres años y un día, más la inhabilitación absoluta perpetua para derechos políticos y la inhabilitación absoluta para cargos y oficios públicos mientras dure la condena, como autor del delito consumado de tenencia ilegal de arma de fuego prohibida y municiones.

De acuerdo a una información de El Diario, de Antofagasta, Pizarro Baltras, militante activo de Renovación Nacional, participaba en campañas y era estrecho colaborador de diferentes figuras políticas de la región, con quienes tiene diversas fotografías publicadas por él mismo en sus redes sociales.

Tras ser detenido, el sujeto cambió el nombre de su perfil en Facebook para no ser encontrado. Sin embargo, lo mantuvo activo pudiendo apreciarse como en distintas publicaciones públicas, cuestionaba abiertamente a figuras de otras tendencias políticas de la región e incluso las asociaba con narcotráfico, en circunstancias que él era el narcotraficante.

En especial, publicaba mensajes con burlas y descalificaciones contra el trabajo de la convención constitucional, en especial sobre Elisa Loncón, contra la ministra Camila Vallejo y la diputada Karol Cariola, así como contra el Presidente Gabriel Boric, cuestionando, además, las movilizaciones sociales y el feminismo.

Aparte, compartía informaciones en apoyo a políticos afines a él, como la senadora Paulina Núñez, el ex intendente Marco Antonio Díaz, la consejera regional Katherine San Martín, la ex gobernadora Katherine López, entre otros.

Seguidor confeso del ex candidato presidencial José Antonio Kast, en su último comentario en Twitter antes de ser detenido, aparecía en una fotografía con otro sujeto sosteniendo un cartel que decía: “Fuera la ONU, los payasos constituyentes y los comunistas.