Confirmado, el color blanco sí funciona contra el calor

Los investigadores de la University College de Londres realizaron este estudio.

Por CRISTIÁN CARRIÓN / Foto (referencial): ARCHIVO

Si se generalizara el uso del color blanco o de materiales reflectantes, la temperatura en una gran ciudad como Londres, por ejemplo, podría reducirse hasta 2 grados, según un estudio publicado en Geophysical Research Letters.

Los paneles solares, una tendencia arquitectónica que se ha extendido por las ciudades, o los tejados pintados de blanco serían una mejor alternativa.

Según este mismo estudio, si se extendieran por todo Londres, los tejados podrían disminuir la temperatura exterior de la ciudad en una media de 1,2 grados e, incluso, en 2 grados en algunos lugares.

Otro estudio de los mismos investigadores, realizado en un vecindario de Singapur en marzo, demostró que al pintar completamente de blanco los tejados, fachadas y calzadas, la temperatura podía disminuir hasta los 2°C durante la tarde.

Además, se mejoró el confort térmico de los peatones en hasta 1,5°.

El efecto albedo, que significa que cuanto más clara es una superficie, más luz rebota, provoca una disminución del calor. Aunque es importante tener en cuenta que aumenta significativamente la luminosidad, que podría ser molesta en algunos casos.