Copa Davis: se aguó la fiesta en el Anita Lizana

De acuerdo a los rankings, hubo una gran sorpresa en la primera jornada de las clasificaciones de Copa Davis, rumbo a las Finales de Málaga, porque Nico Jarry, el 20 del mundo, cayó ante el junior peruano Ignacio Buse, dejando la serie igualada en la jornada inicial, luego que Tabilo ganara a Varillas.

Por SERGIO RIED / Foto: AGENCIAUNO

El partido inaugural entre el local Alejandro Tabilo (54º) y la visita Juan Pablo Varillas (87º) tuvo una grata compensación, para los más de 5 mil sufridos espectadores, que soportaron estoicamente las altas temperaturas, para ser testigos de un triunfo contundente del local por 4-6, 6-2 y 6-1, en una hora y 37 minutos.

Mal comienzo del nacido en Canadá, en un primer set repleto de errores no forzados, en el que rara vez la pelota pasó más de tres veces sobre la red.

Y en este festival de errores, al peruano le bastó un solitario quiebre en el séptimo game, para hacerse de la etapa por 6-4.

REACCIÓN DE TABILO

La segunda manga fue todo lo contrario y el chileno comenzó a meter su gran servicio de zurdo, a devolver muchas pelotas sobre el errático derecho de Varillas, a tener éxito con sus conocidos «drop shots» y terminó quebrando de entrada el saque de su rival, para tomar una ventaja de 4-1 y sellar el set con un rotundo 6-2.

La tercera etapa fue un mero trámite, porque Tabilo quebró en el segundo game para ponerse 3-0, luego volvió a quebrar, con grandes devoluciones, en el sexto, para ganar el set 6-1, con su saque.

El punto que podía ganar Perú en esta serie, se le fue entre las manos y dejó a Chile con una ventaja de 1-0.

PUNTO DOS

El segundo match entre Nicolás Jarry (20º) y el chico de 19 años Ignacio Buse (438º), nieto del gran ex jugador peruano Enrique Busé, tenía como favorito al chileno, por su ranking y su excelente temporada de 2023.

Pero este destacado junior y figura del tenis universitario por la Universidad de Georgia, no se iba a entregar antes de dar lo mejor de sí.

Y lo demostró en el primer set, con un saque demoledor y una derecha que incomodó mucho al chileno, por su profundidad y potencia, para llevárselo por un contundente 6-2.

LA REMONTADA

Cuando comenzaba a aparecer el fantasma de Alex de Miñaur en el último US Open, cuando Nico se fue de error en error para caer 6-1, 6-3 y 6-2, el nieto de Jaime Fillol comenzó a reducir la cantidad de errores no forzados, a meter más saques y poner a su rival a la defensiva. Con dos quiebres, logró ganar la etapa 6-2 y dejar las cosas igualadas.

EL DESENLACE

Cuando todo parecía indicar que Jarry había dado vuelta el partido, volvieron los fantasmas, y Nico hizo todo lo posible para dejar el partido en manos peruanas. Fallando todos sus primeros servicios y con una irregularidad abismante con su derecha, dejó mansamente el partido en manos de este juvenil con pasta de campeón. Le quebraron en el quinto game a Nico y de ahí en adelante todo fue coser y cantar para el del Rímac, que se llevó el set por 6-3, el partido, y dejar el marcador 1-1 el primer día.