Copa Laver: Resto del Mundo, por paliza

Con un aplastante triunfo por 13-2 sobre el equipo de Europa terminó el show de la sexta edición, en el Rogers Arena de Vancouver, Canadá.

Por SERGIO RIED / Foto: AGENCIAS

Este evento, por carecer de la emoción de la lucha por los puntos ATP, ofrece sólo un simulacro de encarnizada disputa, entre jugadores de primer nivel de dos continentes. De rojo los del Viejo Mundo, de azul los del otro lado del Atlántico. Con abrazos, hurras, choques de mano y eufóricas felicitaciones de los capitanes John McEnroe y Bjorn Borg a sus chicos, con la lógica diferencia de temperamento entre el «chico malo» de Estados Unidos y el «Iceborg» del equipo europeo.

Ah, pero también hubo tenis en un hermoso recinto con luces de colores que iluminaban de rojo y azul, las gradas de uno y otro equipo, sumados a la parafernalia digna de una pelea por un título mundial de boxeo en Las Vegas.

Todo ello ante un público entusiasta que disfruta de estos partidos de exhibición entre tenistas que pocas veces, o jamás, verían en vivo y en directo.

LA PALIZA

El año pasado, los azules de “Big Mac” lograron su primera victoria después de cuatro derrotas seguidas a manos de los capitaneados por Bjorn Borg y Thomas Enqvist, otro glorioso del tenis sueco. Un triunfo más que predecible, ya que Europa no contó con Djokovic, Medvedev, Sinner, Rune, Zverev y otras de sus estrellas máximas.

La paliza comenzó el viernes con la victoria de la nueva estrella del tenis estadounidense, Ben Shelton, sobre el promisorio francés de 19 años, Arthur Fils, que reemplazó al griego Tsitsipas, quien se borró a última hora.

Siguió con una hilera de derrotas de los rojos, que sólo pudieron ganar un partido en toda la serie. Éste corrió por cuenta del noruego Casper Ruud sobre el estadounidense Taylor Fritz, triunfo que significó los dos únicos puntos para su equipo, ya que las bases de la competición otorgan un punto a los ganadores del viernes, dos puntos a los del sábado y tres a los del domingo.

Así se fue construyendo esta victoria con victorias de Tommy Paul sobre Andrey Rublev, de Auger-Aliassime sobre Davidovich Fokina y de Cerúndolo sobre Monfils, para cerrar el domingo con la victoria de Tiafoe sobre Monfils y de la dupla Sheldon-Tiafoe sobre Rublev-Hurkacz, en dos emocionantes tiebreaks.

Tal vez lo más emocionante fue la presencia del homenajeado Rod Laver y del creador de esta Copa, Roger Federer, quien practicó con algunos jugadores, demostrando cómo se juega el tenis de verdad

La próxima será el 2024 en Berlín, Alemania.