Copa Libertadores: la final en Guayaquil será al ritmo del samba

El Flamengo de Arturo Vidal y Erick Pulgar hizo la tarea como se esperaba, eliminó a Vélez Sarsfield y buscará su tercera corona en el torneo subcontinental de clubes frente al Athletico Paranaense, que dejó en el camino a Palmeiras.

Pudo darse, pero al cabo no se dio. Este año, como pocas veces, un chileno podría ser campeón de la Copa Libertadores. Arturo Vidal y Erick Pulgar, con Flamengo, hicieron la pega y clasificaron para ese encuentro decisivo a jugarse el 29 de octubre en Guayaquil, Ecuador. Sin embargo, el Palmeiras de Benjamín Kuscevic quedó en el camino derrotado por el Athletico Paranaense y serán los de Río de Janeiro y los de Curitiba los que pelearán el título.

Si la semifinal de los del estado de Paraná y los de Sao Paulo fue una interrogante hasta el final -los primeros habían ganado 1-0 el partido de ida y terminaron 2-2 en el Allianz Parque el de vuelta- la otra llave no tenía muchas dudas. Flamengo vapuleó a Vélez Sarsfield en Buenos Aires 4-0 y llegó a la revancha en el Maracaná con la tranquilidad de tener un pie y medio en la final.

Y si al principio Vélez sorprendieron a un Flamengo con muchos suplentes -Vidal jugó hasta los 63 y fue reemplazado por Erick Pulgar para evitar problemas, como lo hizo el técnico con los que habían recibido una amarilla-, incluso abriendo la cuenta en la única vez que los argentinos pillaron mal parada a la defensa, a los 20 minutos por intermedio de Lucas Pratto, tarde o temprano se iba a imponer la mayor jerarquía de los brasileños, incluso jugando sin varios titularísimos que Dorival Junior prefirió guardar.

Así, Pedro igualó a los 42’ y Marinho, que había ingresado a los 63’ puso el 2-1 con un zurdazo inatajable.

Ahora, en la final se enfrentarán dos brasileños, como era de esperarse tomando en cuenta las diferencias de plantel con los equipos de todo el continente: el Clube de Regatas do Flamengo, campeón de la Copa en 1980 y 2019, y el Club Athletico Paranaense, finalista en 2005, donde cayó ante Sao Paulo.

PORMENORES

Copa Libertadores, partido de vuelta.

Estadio: Maracaná, Río de Janeiro.

Público: 67.600.

Árbitro: Piero Maza (Chile).

Flamengo (2): Santos; Rodinei, Fabiano Bruno, Pablo, Filipe Luis; Joao Gomes, A. Vidal; Everton Ribeiro, G. De Arrascaeta, Everton; Pedro. DT: Dorival Junior. Cambios: 63’, E. Pulgar por Vidal, Ayrton Lucas por Filipe Luis y Marinho por Everton; 83’, G. Varela por Everton Ribeiro y Diego Ribas por De Arrascaeta.

Vélez Sarsfield (1): L. Burian; L. Jara, M. De los Santos, M.Brizuela, F. Ortega; N. Garayalde, S. Cáseres; L. Orellano, J. Florentín, L. Janson; L. Pratto. DT: Alexander Medina. Cambios: 60’, J. Fernández por Orellano, A. Osorio por Florentín y W. Bou por Pratto; M. Seoane por Cáseres; 83’, S. Castro por Janson.

Goles: 20’, Lucas Pratto (VS); 42’, Pedro (F); 6 8’, Marinho (F).

Tarjetas amarillas: Filipe Luis, Vidal (F); Garayalde, Seoane, Brizuela (VS).

Expulsado: xx.

Incidencia: xx.