Copa Libertadores: Ñublense no alcanzó a tomar altura

El subcampeón chileno empató 0-0 con Aucas en Quito y comprometió sus opciones de clasificación a los octavos de final.

Por SERGIO GILBERT J. / Foto: TWITTER

El empate que consiguió Ñublense en su último partido como local en la Copa Libertadores (1-1 con Flamengo) alentó las esperanzas del subcampeón chileno de clasificar a los octavos de final. Entró a la pelea de frentón.

Claro, el objetivo era igual alto, pero imponía una misión: empezar derrotando al siguiente partido a Aucas en Ecuador.

No lo logró el elenco chillanejo, que sólo pudo empatar sin goles en la altura de Quito y comprometió nítidamente sus opciones de clasificación a la siguiente fase copera (aunque llegar a la Copa Sudamericana parece un objetivo plenamente alcanzable).

Ñublense no jugó bien, pero, hay que señalarlo, el rival tampoco. Más que imponer sus términos, uno y otro equipo intentaron quitarle la pelota al rival, transformándose así la lucha en una batalla rasposa y poco atractiva. O táctica, como dicen los entrenadores.

A ello se sumó el mediocre arbitraje del venezolano Ángel Arteaga, quien pitó mal para uno y para otro, en especial en las jugadas que determinaron las tarjetas rojas sufridas por Aucas y Ñublense.

En la primera, el juez interpretó que el defensor Caicedo evitó una manifiesta ocasión de gol de Rubio al infraccionarlo cerca del área, lo que no fue claro para nada. Y en la segunda acción perjudicial, cobró foul, penal (que desvió el arquero Pérez) y expulsión del defensor chillanejo Zalazar sin notar que la supuesta falta fue menos evidente que una mano del zaguero David.

Claro, igual Ñublense pudo y debió hacer más para lograr la victoria, pero de verdad careció de ideas, porque ninguno de los volantes asumió la conducción y menos intentó conexión con el solitario Rubio en la delantera.

Aucas, aun siendo un equipo sin muchas ideas, pudo haber ganado el partido, pero el arquero Pérez cerró su portería, mantuvo el empate y permitió al menos que el sueño de Ñublense de seguir en la órbita internacional siga latente.

PORMENORES

Copa Libertadores, Grupo A, quinta fecha.

Estadio: Gonzalo Pozo (Quito).

Árbitro: Ángel Arteaga (Venezuela).

Aucas (0): H. Galíndez; F. Carabalí, E. Caicedo, A. David, C. Cuero; L. Cano, E. Vega, S. Quintero, R. Otero; J. Cifuente y E. Castillo. DT: César Farías. Cambios: 59’, M. Carcelén por Quintero y K. Ortiz por Cifuente; 70’, J. Rezabala por Carabalí; 78’, J. Quiñonez por Cuero y C. Alemán por Cano.

Ñublense (0): N. Pérez; B. Cerezo, R. Caroca, N. Zalazar; R. Rebolledp, J. Leiva, L. Reyes, M. Rivera, J. Campusano; B. Oyarzo; P. Rubio. DT: Jaime García. Cambios: 30’, J. Córdova por Campusano; 63’, L. Abascia por Rebolledo y J. Henríquez por Oyarzo; 72’, A. Vilches por Rubio. Tarjetas amarillas: Carcelén (A); Zalazar, Caroca, Oyarzo, Rubio, Aránguiz y Henríquez (Ñ).

Expulsados: 10’, Edison Caicedo (A); 37’, Nicolás Zalazar (Ñ).

Incidencias: 40’, Cifuente (A) perdió un penal (desvió Pérez).