Copa Sudamericana: para Ñublense, la pena fue máxima

El elenco de Chillán quedó eliminado del torneo al caer por lanzamientos penales luego de ganar un infartante partido a Liga Deportiva Universitaria en Quito.

Por SERGIO GILBERT J. / Fotos: AGENCIAS

La historia del fútbol se escribe a partir de detalles, de momentos, de errores y aciertos. Aquí va un ejemplo. A los 28 minutos del partido que animaban Liga Deportiva Universitaria y Ñublense en Quito por la Copa Sudamericana, y cuando los ecuatorianos estaban ya en ventaja con un golazo de Julio, se produjo la acción más trascendental del encuentro. A la larga, la más decisiva.

En ese momento, el arquero local, Alexander Domínguez, impactó con sus puños la cara del volante de Ñublense Raimundo Rebolledo en plena área chica. Era penal y expulsión del portero, de acuerdo al reglamento. Pero no. El árbitro argentino Yael Falcón, tras ver la imagen en el VAR, sólo cobró el lanzamiento desde los 12 pasos (que Patricio Rubio transformó en el empate del elenco chileno) pero no le mostró cartulina roja al portero Domínguez. Sólo amarilla.

Sería esa una decisión trascendente para el desenlace de la serie.

ORGULLO Y ORDEN

Pero previo a ello hay que recalcar el gran partido que hizo Ñublense y que lo llevó a ganarlo.

En el segundo tiempo, la escuadra chillaneja tuvo el mérito de bajarle los decibeles al ataque de LDU que, conforme pasaron los minutos, apostó sólo al pelotazo o al centro apurado para Guerrero y Julio.

Ñublense, en cambio, tuvo la capacidad para variar. A ratos la escuadra de Jaime García tocaba en su propio campo, pero por momentos aceleraba y trataba de desarmar a la defensa contraria.

En una de esas ocasiones, y cuando ya habían entrado a la cancha Leiva y Sosa, vino el golpe inesperado. Una jugada urdida por los que vinieron de la banca puso en extremo confuso al defensor Mina quien, con un lanzamiento a tres dedos, batió su propia valla.

Autogolazo y ventaja para Ñublense.

De ahí para adelante el partido ganó en emoción. LDU se fue con todo lo que tenía al ataque para buscar el gol que lo clasificaba a la siguiente ronda la Copa Sudamericana (en Chille había ganado 1-0) convirtiendo al arquero Nicola Pérez en figura.

Sólo cuando se cumplieron los 90 minutos, los ecuatorianos lograron el ansiado tanto a través de González.

¿Asunto terminado?

Para nada. Tres minutos después, Ñublense de nuevo se puso en ventaja esta vez con un poco ortodoxo remate de Manuel Rivera al primer palo del arquero Domínguez, el mismo que debía haber sido expulsado.

El partido terminó con el meritorio triunfo del equipo chileno y obligó a ser definido en la tanda de penales.

Y ahí cobró fuerza lo de los detalles porque el arquero Domínguez fue la figura al atajar dos lanzamientos de Ñublense dándole así a LDU los pasajes para enfrentar a Sao Paulo en próxima ronda.

Pena máxima para un equipo que se va con dignidad de la Copa.

El peruano Guerrero, que había sido el verdugo de Ñublense en el partido de ida, esta vez no acertó una.

PORMENORES

Copa Sudamericana, octavos de final.

Estadio: Rodrigo Paz Delgado, Quito.

Árbitro: Yael Falcón (Argentina).

Liga Deportiva Universitaria (2)(4): A. Domínguez; J. Quintero, R. Adé, R. Mina, L. Quiñonez; R. Ibarra, M. Martínez, L. Piovi, A. Alvarado; P. Guerrero y J. Julio. DT: Luis Zubeldía. Cambios: 69’, B. Ramírez por Mina, S. González por Martínez y O. Zambrano por Piovi; 75’, C. Charcopa por Alvarado y R. Alzugaray por Julio.

Ñublense (3)(3): N. Pérez; B. Cerezo, R. Caroca, N. Zalazar, J. Campusano; R. Rebolledo, L. Reyes, R. Cisterna, M. Rivero; S. Dittborn; P. Rubio. DT: Jaime García. Cambios: 38’, J. Córdova por Rebolledo; 58’, J. Leiva por Cisterna e I. Sosa por Dittborn; 89’, L. Abascia por Campusano.

Goles: 27’, Julio (LDU)m 35’, Rubio de penal (Ñ), 59’, autogol de Mina (Ñ), 90’, González (LDU), 93’, Rivera (Ñ). Penales: por LDU marcaron Guerrero, Alzugaray, Quiñonez y González. Por Ñublense anotaron Cerezo, Reyes y Sosa. Erraron Rivera y Rubio.

Tarjetas amarillas: Domínguez (LDU); Rivera (Ñ).