Copiapó tuvo su primera alegría en casa

El cuadro atacameño venció por la mínima a Coquimbo Unido y, junto con obtener su segunda victoria consecutiva, se alejó de los puestos de descenso.

Por JULIO SALVIAT / Fotos: PHOTOSPORT

No había podido ganar Deportes Copiapó en su cancha y sus hinchas ya empezaban a desesperarse por haber pasado cinco partidos alentando y sin poder aplaudir la primera victoria de los atacameños en primera división.

Cuando terminó el primer tiempo del encuentro con Coquimbo Unido, el desánimo aumentaba: después de haber hecho todos los méritos en un partido intenso y bastante bien jugado, Copiapó seguía sin provocar festejos.

Era interesante lo que ocurría en el Luis Valenzuela Hermosilla: los “piratas” confirmaban las bondades de su juego colectivo y llegaban al área local con alguna facilidad. Pero no daban con el arco. Al otro lado, en cambio, Copiapó llegaba poco, pero mejor. La gran prueba la daba el arquero Diego Sánchez, que había ahogado tres veces el grito gol atacameño y estaba convertido en la gran figura del encuentro.

Realmente, era grandiosa la actuación de “El Mono”. La primera intervención seria tuvo lugar a los 7’, cuando tapó un disparo realizado desde muy cerca por Maximiliano Quinteros con una reacción sobrenatural. La segunda, a los 14’, cuando su mano izquierda llegó justo para desviar la pelota violentamente impulsada por Isaac Díaz. La tercera, a los 40’, cuando sacó con la cara un remate de Reiner Castro.

A la par con el arquero Sánchez, otra gran figura en la cancha había sido Iván Rozas, un volante de trajín moderno, pero lleno de buenas ideas y gran fútbol.

El desahogo llegó en el segundo minuto después de la reanudación. Y fue con suspenso: centró Rozas desde la izquierda, cabeceó Quinteros, el balón se estrelló en el travesaño, insistió Felipe Reynero, su remate dio en el cuerpo de Diego Carrasco y el rebote le llegó al propio Quinteros, que anotó desde cerca.

La duda era si Copiapó podría mantener esa ventaja. Ya había sufrido dos desgracias: las tempranas lesiones de Luis Cabrera e Isaac Díaz. Y, además, se veía venir el alza de Coquimbo Unido.

Cambió el trámite. Se fue intensificando el asedio de los visitantes, pero siempre las ocasiones más claras para convertir las tuvo el local. Sánchez volvió a lucirse sacando al córner un remate de Jorge Luna, hubo un penal de Carrrasco a Reynero que no se cobró y el mismo Luna desvió dos veces desde posiciones muy favorables.

Coquimbo dejó apenas una sensación de gol: un remate cruzado de Axl Ríos, que exigió una buena tapada de Nelson Espinoza.

Diez minutos de recuperación concedió el árbitro Héctor Jona y se hicieron interminables para los hinchas de Copiapó. El pitazo final provocó alivio en las huestes atacameñas, que por primera vez consiguieron dos victorias consecutivas y -lo más importante- se sacaron la espina clavada de que no podían ganar en casa.

El partido se caracterizó por las numerosas infracciones, sin que el árbitro Héctor Jona le pusiera coto.

PORMENORES

Campeonato nacional, 12ª fecha.

Estadio: Luis Valenzuela Hermosilla, Copiapó.

Público: 2.000 espectadores, aproximadamente.

Árbitro: Héctor Jona.

Deportes Copiapó (1): N. Espinoza; A. Ortiz, J.Sills, D. García, I. Toro; L. Cabrera, J. Jaime, I. Rozas; M. Quinteros, I. Díaz y R. Castro. DT: Héctor Almandoz. Cambios: 20’, A. Ríos por Cabrera, 28’, F. Reynero por Díaz; 46’, J. Valladares por Castro; 75’, J. Contreras por García y J. Luna por Rozas.

Coquimbo Unido (0): D. Sánchez, D. Escobar, S. Sánchez, D. Carrasco, J. Cornejo; Joe Abrigo, D. Glaby, S. Galani, L. Cabral; R. Holgado y B. Chandía. DT: Fernando Díaz. Cambios: 58’, J. Rivera por Galani; 72’, C. Aravena por Chandía y M. Palavecino por Cabral; 79’, F. Barrientos por Abrigo.

Gol: 47’, Maximiliano Quinteros (DC).

Tarjetas amarillas: DT Almandoz, Toro, García y Reinero (DC); Chandía y Barrientos (CU).

Expulsado: 90+5’, Ian Toro, por doble amonestación (DC).