Coquimbo no soltó el botín ante una U plagada de fantasmas

Mientras los “piratas” mostraron un inteligente planteamiento, los azules volvieron a exhibir deficiencias que se creían desterradas.

Por SERGIO ANTONIO JEREZ / Fotos: PHOTOSPORT

Antiguamente había un dicho, repetido muchas veces por mi difunto padre, que se le podría aplicar claramente a lo hecho por Universidad de Chile en Coquimbo: tuvo partida de caballo inglés y llegada de burro.

Porque eso fue lo que le ocurrió a los azules. Comenzaron muy bien, imponiendo sus términos y abriendo merecidamente el marcador cuando recién transcurría el minuto 8 –cabezazo de Cristian Palacios ante una salida dubitativa de Diego Sánchez-, pero un error de su portero Cristóbal Campos, con complicidad de dos compañeros, le dieron el empate en bandeja a Rodrigo Holgado, a los 11’.

De allí en más se impuso el aplicado planteamiento de Fernando Díaz. Como decía el inefable “Clavito” Godoy, Coquimbo se dedicó primero a cuidar la cocina, es decir, su arco. Después, si lo permitía un contragolpe, dar el zarpazo.

Entonces, los “piratas” se aglutinaron en su sector, sin permitirle a la U crearse situaciones claras de gol. Dejaron que los azules tuvieran el balón, lo llevaran hasta casi el área coquimbana, para diluirse en esa zona todo intento ofensivo.

No tuvo la U argumentos ofensivos y se estrelló una y otra vez contra la muralla aurinegra, sin encontrar un mísero resquicio.

Y cuando se creía que el empate sería el resultado final, vino otra desaplicación defensiva, con tibia respuesta de Morales primero, que permitió el centro de Farfán, y de Casanova y Campos que no atinaron a interceptarlo. Sólo, libre de marca, en el corazón del área azul, Holgado no perdonó.

Con el 2-1 se acentuó el panorama. Intentó Pellegrino cambiar la historia con jugadores de impronta ofensiva, pero Coquimbo no estaba para descuidos.

Vuelven los “piratas” a meterse en los lugares de avanzada, esperando poder refrendarlo ante Unión La Calera el domingo, como visitante, en tanto que la U deberá espantar los fantasmas si quiere sumar ante el líder, Cobresal, el lunes en el centenario Santa Laura.

Doble golpe para los azules, además de la derrota, sufrieron la expulsión de Lucas Assadi, cuando éste ya estaba en la banca tras ser reemplazado.

PORMENORES

Campeonato Nacional, fecha 13.

Estadio: Francisco Sánchez Rumoroso de Coquimbo.

Público: 7.416.

Árbitro: Juan Lara.

Coquimbo Unido (2): D. Sánchez; D. Escobar, S. Sánchez, D. Carrasco, J. Cornejo; D. Glaby, S. Galani; R. Farfán, L. Cabral, B. Chandía; R. Holgado. DT: Fernando Díaz. Cambios: 70’, J. Abrigo por Cabral; 89’, G. Jara por Galani y F. Carmona por Holgado.

Universidad de Chile (1): C. Campos; J. P. Gómez, M. Zaldivia, L. Casanova, Marcelo Morales; N. Domínguez, I. Poblete; D. Osorio, L. Aassadi, N. Guerra; C. Palacios. DT: Mauricio Pellegrino. Cambios: 64’, J. Fuentealba por Osorio; 70’, J. Andía por Gómez; 82’, C. Pardo por Poblete, Mauricio Morales por Domínguez y R. Huerta por Assadi.

Goles: 8’, Cristian Palacios (UCH); 11’ y 61’, Rodrigo Holgado (CU).

Tarjetas amarillas: Cabral, Galani y Chandía (CU); Zaldivia, Casanova y Osorio (UCH).

Expulsado: 90+4’, Lucas Assadi (UCH).