Corte de La Haya le da la razón a Chile y establece que el Silala tiene cauce internacional

El Tribunal dio esta jornada su veredicto sobre la demanda que nuestro país inició contra Bolivia por las diferentes interpretaciones respecto de las aguas del río.

Por EL ÁGORA / Foto:

Tras años de controversia, este jueves la Corte Internacional de Justicia de La Haya entregó su pronunciamiento por la demanda chilena contra Bolivia, respecto del uso de las aguas del Silala. En una audiencia categórica a favor de nuestro país, el tribunal estableció que «no hay dudas» que el río tiene cauce internacional.

En su fallo, leído en su versión abreviada a partir del párrafo 28, la Corte asimismo planteó que Chile tiene derecho de uso equitativo y razonable del río, junto con instar a que ambos países deben promover su cuidado.

La presidenta del tribunal, Joan Donoghue, fue quien leyó el veredicto y en uno de los puntos consignó que «la Corte constata que Bolivia reconoce que las aguas del Silala se clasifican como un curso de agua internacional». Éste fue uno de los tres puntos en los que ambas partes lograron un consenso, por lo que no hubo necesidad de una sentencia por parte de La Haya.

En relación al uso equitativo de las aguas del Silala, la Corte planteó que «quedó claro que las partes concuerdan que en ese principio se aplica a toda el agua del Silala, independiente de su característica natural o artificial y que las partes acuerdan que tienen derecho al uso equitativo y razonable».

Proceso internacional ante La Haya que contó con la presencia de las agentes de Chile en la Corte: la subsecretaria de Relaciones Exteriores, Ximena Fuentes, y de su antecesora, Carolina Valdivia. Señal de que esta demanda fue un traspaso de gobierno en gobierno. Incluso, se inició con el de Michelle Bachelet, continuó con el de Sebastián Piñera y terminó con el de Gabriel Boric.

De hecho, el Presidente de la República siguió la lectura del fallo desde La Moneda, acompañado por la canciller Antonia Urrejola y diversas autoridades del Estado. Tras el veredicto, el Mandatario comentó que «esto ha sido una tarea de Estado que trasciende a los gobiernos de turno».

«El fallo que ha entregado la Corte Internacional de Justicia de La Haya ha sido categórico. Chile fue por certeza jurídica a la Corte y la obtuvo», añadió Boric. Asimismo destacó que Chile no deba compensar a Bolivia por el uso de las aguas del Silala: «Nuevamente Chile obtiene una certeza jurídica respecto de un tema que al comienzo Bolivia disputaba».

«Nuestro país puede estar tranquilo con la sentencia de la Corte. Hemos obtenido la certeza jurídica que fuimos a buscar y los temas en disputa han quedado resueltos de manera definitiva conforme a las pretensiones de Chile», dijo el Presidente.

Junto con eso abogó por «continuar trabajando con la hermana República de Bolivia, habiendo resuelto este asunto, en un espíritu de buena vecindad, de colaboración e integración. Podemos enfocarnos en lo que nos une y no en lo que nos separa», concluyó.