Corte rechazó petición de Blanco y Negro y Azul Azul para negar información clave

Respaldado en la Ley de Transparencia, Alejandro Torres Musatto solicitó a la Tesorería General de la República documentación de las concesionarias acerca de millonarias condonaciones de impuestos que habría hecho el Fisco a su favor. Regentes de ambos clubes se habrían negado. Sin embargo, el Consejo para la Transparencia le dio la razón al peticionario y la Corte de Apelaciones respaldó tal medida.

Por EL AGORA / Foto AGENCIAUNO

La Corte de Apelaciones de Santiago rechazó las acciones interpuestas por Blanco y Negro S.A. y Azul Azul S.A., concesionarias que administran a Colo Colo y la Universidad de Chile respectivamente, que buscaban dejar sin efecto la decisión del Consejo para la Transparencia (CPLT), que ordenó a la Tesorería General de la República entregar información tributaria de clubes de fútbol, entre otras cuestiones, detalles de las multas y condonaciones de deuda que el Fisco les habría concedido a ambas concesionarias.

El Consejo para la Transparencia acogió la solicitud del ciudadano Alejandro Torres Musatto, quien, basándose en la Ley de Transparencia, solicitó a la Tesorería General de la República documentación de la empresa Blanco y Negro S.A. y Azul Azul, organismos que se negaron, amparándose en la causal de reserva del Art. 21 N°2 de la ley 20.285.

Reclamado ante el Consejo para la Transparencia, luego de dar traslado a los afectados, 33 clubes de fútbol, el organismo acogió el reclamo de Torres Musatto.

Las Sociedades Anónimas argumentaron su apelación indicando que la comunicación de antecedentes como los que se pidieron vía Ley de Transparencia afectaría derechos económicos y comerciales de terceros.

Desde Blanco y Negro S.A. precisaron que «en tanto persona jurídica, es titular de un derecho al buen nombre”, “fama” o “reputación”, la que podría verse afectada comercialmente. En tanto, en el caso de Azul Azul S.A., se señaló por parte de los concesionarios que “publicitar la calidad de deudor no sólo tiene impacto sobre la honra de la persona jurídica, sino que también sobre su prestigio comercial, impactando en el precio de acciones y consecuente valorización en el mercado de valores».

Sin embargo, desde el Consejo para la Transparencia sostuvieron que la información solicitada es de «evidente interés público», agregando que «es un hecho público y notorio, que permite el control social sobre el cumplimiento de cargas públicas por parte de los contribuyentes».

Francisco Leturia, titular del Consejo para la Transparencia, señaló:

«Aquí hablamos de condonaciones de deudas millonarias, por parte del Estado, a equipos de fútbol. En tribunales se ratificó el criterio que aplicamos como Consejo Directivo y que, en este tema, tan importante y masivo en Chile como es el fútbol, no se puede simplemente argumentar que es un negocio entre privados», afirmó.

Agregó:

«Lo hemos dicho en otras instancias: es tarea del Consejo abrir información, permitir a las personas conocer si efectivamente se cumplió o no con lo que establece la ley. En caso de haberse entregado estos beneficios tributarios, cómo se hizo, si a través de instructivos u otros documentos, y si lo que ahí decía se cumplió», subrayó el representante del CPLT

«Si estamos hablando de perdonazos en multas o convenios que se suscribieron con el Estado, hay consenso en que tenemos que poner luz en este negocio. Con mayor razón si hay platas públicas involucradas», cerró.

En el fallo de la Corte de Apelaciones de Santiago se estableció, además, que la causal de reserva alegada era improcedente, no bastando alegar su existencia, sino que demostrarla.