Creen que los perros mapache pueden estar relacionados con el covid-19

La Organización Mundial de la Salud (OMS) pidió a las autoridades chinas que hagan públicos datos que podrían demostrar una relación entre esos animales y el brote de la enfermedad en Wuhan.

Por ANDRÉS ALBURQUERQUE / Foto: ARCHIVO

La Organización Mundial de la Salud (OMS) pidió a las autoridades chinas que hagan públicos los datos que podrían demostrar una relación entre los perros mapache y el virus que desencadenó la pandemia de covid-19.

La información se alcanzó a publicar brevemente en una base de datos internacional, pero se retiró el fin de semana pasado. Ella procedía de muestras ambientales recogidas en un mercado de carnes y productos del mar de Wuhan, donde los investigadores encontraron pruebas de coronavirus en enero de 2020.

Científicos internacionales descubrieron el material en internet y sacaron copias antes de que fuera borrado. La información parece mostrar que se encontró material genético de perros mapache y del virus que causa el covid en los mismos hisopos, lo que implica que los animales pueden haber sido un huésped inicial.

Muchos se preguntan qué es un perro mapache. En términos sencillos, son perros salvajes con cara de mapache. En términos un poco más científicos, se trata de miembros de la familia de los cánidos con marcas en el pelaje y formas de cabeza similares a las de los mapaches.

El animal omnívoro es originario de Asia Oriental (China, Corea y Japón), pero la crianza en granjas peleteras introdujo miles de ejemplares en la antigua Unión Soviética, y ahora son una especie invasora muy extendida por el norte y el oeste de Europa.

Prefieren vivir en bosques y vegetación densa, así como en zonas ribereñas y están más emparentados con los zorros que con los perros domésticos. Los perros mapache son una especie completamente distinta de los coonhounds, que son una raza domesticada de sabueso también conocida como perro mapache, y también diferente de los mapaches de Norte y Centroamérica, que son mamíferos carnívoros de la familia procyonidae.

En un estudio realizado el año pasado se tomaron muestras de unos dos mil animales de 18 especies diferentes en distintos lugares de China, como hábitats naturales, zoológicos y granjas peleteras. Se descubrió que los animales salvajes conocidos por ser consumidos por los humanos, incluidos los perros mapache, eran portadores de 102 virus diferentes de 13 familias virales.

Según los investigadores, 21 de ellos suponen un alto riesgo para el ser humano, ya sea porque han infectado a personas anteriormente o porque tienen antecedentes de saltar de una especie a otra con facilidad.

Los perros mapache eran portadores de cuatro coronavirus caninos genéticamente similares a los de los humanos. También eran portadores de virus entéricos, o virus que se transmiten cuando la materia fecal infectada entra en la boca o la nariz. Los científicos afirmaron que estas pruebas confirman el peligro de los mercados de animales vivos como el de Wuhan.