Crisis en Perú: toman preso al presidente Pedro Castillo

El mandatario había decretado la disolución del Congreso, pero los parlamentarios respondieron destituyéndolo del cargo. Asume la vicepresidenta Dina Boluarte.

Por EL ÁGORA / Foto: TWITTER

Un verdadero terremoto político está viviendo el vecino país de Perú, luego que este miércoles el presidente Pedro Castillo fuera tomado preso por la Policía Nacional por mandato del Congreso, que destituyó al mandatario luego que éste decretara la disolución del ente parlamentario y estableciera un gobierno de excepción, convocando a nuevas elecciones legislativas.

A pesar de la medida presidencial, el Parlamento se reunió de todas maneras y aprobó por 101 votos a favor una moción de censura en contra de Castillo. Asumirá la vicepresidenta Dina Boluarte, siendo la primera vez que una mujer ocupe dicho cargo. Tras anunciar la disolución del Congreso, Castillo se dirigió junto a su familia y al ex ministro Aníbal Torres a la sede de la Prefectura de Lima, donde fue detenido por la Policía Nacional de Perú (PNP).

“Rechazamos el quebrantamiento del orden constitucional y exhortamos a la población a respetar la Constitución Política y a mantener la calma. Asimismo, confiar en las instituciones del Estado”, indicó la PNP en Twitter.

La fiscal de la Nación, Patricia Benavides, había anunciado acciones legales en contra del presidente Castillo, acusándolo de romper el orden constitucional. «Ninguna autoridad puede ponerse por encima de la Constitución», señaló.

Esta tarde, la Cancillería de Chile emitió un comunicado lamentando la situación política del país vecino, pidiendo que se respeten los derechos humanos durante el proceso. «El Gobierno de Chile lamenta profundamente la situación política que está viviendo la República del Perú, y confía en que esta crisis que afecta a un país hermano se pueda resolver a través de mecanismos democráticos y el respeto al Estado de Derecho», señaló el Ministerio de Relaciones Exteriores chileno.

De acuerdo a las informaciones llegadas desde Lima, el Congreso decidió la destitución del presidente Castillo argumentando incapacidad moral.

Antes, el mandatario anunció el cierre del Parlamento, estableciendo un gobierno de excepción y un toque de queda entre las 22:00 y las 04:00 horas.

“En atención al reclamo ciudadano a lo largo y ancho del país, tomamos la decisión de establecer un gobierno de excepción orientado a establecer el Estado de derecho y la democracia, a cuyo efecto se dictan las medidas: disolver temporalmente el Congreso de la República e instaurar un gobierno de emergencia excepcional”, había señalado Castillo.

El 29 de noviembre último, el congresista Edward Málaga, del Partido Morado, había presentado un voto de censura contra el presidente, la que fue aprobada con 101 votos, con algunos legisladores de Perú Libre en contra.